¿Carreras cortas? 5 maneras de echarlas a perder

Por May Luján para carreraspopulares.com

Los 500 primeros metros, a tope

Los 500 primeros metros, son clave. No vayas de manera explosiva. No salgas a tope o lo pagarás. Se trata de contemporizar en estos primeros centenares de metros. No te decimos que vayas a ritmo de tortuga, pero tampoco a tu máximo, o puedes entrar en una situación de falta de oxígeno. Una vez haya pasado el primer medio kilómetro, ya puedes empezar a buscar el ritmo objetivo.


Una recta final de mascado larga

En una carrera corta donde busques hacer marca, el último kilómetro toca soltar todo el fuego que puedas. Pero ojo, muy importante, te vamos a decir una obviedad muy grande: el último kilómetro mide 1 kilómetro. Es decir, que se te puede hacer muy largo y no aguantar. No vayas a un ritmo que no puedas mantener todo el kilómetro. Si te fatigas y no lo puedes soportar, será peor el remedio que la enfermedad. Busca tus fuerzas escondidas, evalúa tu estado y pisa el acelerador, pero con cabeza, sabiendo hasta dónde puedes llegar.

Situarte mal en los cajones de salida

Parece una tontería, pero es clave. Siempre recomendaremos entrar en los cajones de salida con honestidad. Es decir, ocupando el espacio que crees que te toca de manera real. Pero ya sabes, en ocasiones, si entras tarde en los cajones, te toca ponerte muy hacia atrás, y tendrás delante muchas personas con un ritmo objetivo más bajo que el tuyo. Esto hará que estés los primeros minutos haciendo zigzag mientras adelantas a corredores, lo que limita tu ritmo y puede afectarte negativamente. Con honestidad, pero no te sitúes más atrás de lo que te toca.

Ojo a tus pulsaciones

Es ideal controlar tus pulsaciones. En los entrenamientos, irás aprendiendo hasta qué límite máximo puedes llegar. En carrera, las pulsaciones serán una buena referencia. Cuando estés en ese límite, según lo que te quede de prueba, tendrás una referencia de cómo está trabajando tu cuerpo. Piensa que, cuando pasas de tu frecuencia cardíaca máxima, ya no estás trabajando con todo el oxígeno que necesita tu cuerpo y la fatiga, tarde o temprano, aparecerá. Esperamos que sea más tarde que temprano y te dé tiempo a llegar a meta, pero debes controlar esta situación.

Haber calentado poco

En carreras de 10 kilómetros o en aquellas pruebas en las que no vayas a competir, sino a rodar, bien es cierto que puedes usar los kilómetros o minutos iniciales de la misma carrera para que los músculos acaben de calentarse. En una prueba corta, de hasta 6-8 kilómetros en la que quieras ofrecer lo máximo, esto no debería ser así. El calentamiento debe estar hecho previamente. Un buen rodaje, movilidad articular y unas rectas en progresivo harán que estés a tope en la línea de salida.

SOBRE EL AUTOR


Siguenos en:

Tambien te puede interesar

¿Cómo encuentro mi ritmo perfecto de carrera?
Chema Martínez Pastor

¿De verdad vas a llegar a otra carrera sin saber a qué ritmo vas a correr? No tener un plan puede suponer, a veces no dar todo lo que tenemos en la piernas y, en otras ocasiones, ´reventar´ antes de tiempo. Por eso es buena idea que aprendas a marcarte un ritmo objetivo.

El calentamiento: cuánto y cómo
Tono Fernández

Es esencial para evitar lesiones, pero también para activar el cuerpo, pulsaciones, retrasar la fatiga y ganar confianza. No te saltes el calentamiento antes de una carrera o entrenemiento intenso.

Sub 40’ en 10k, ¿cumples los requisitos?
Tono Fernández

Es una barrera tanto psicológica, como física. Bajar de 40 minutos en 10 kilómetros es una hazaña complicada para muchos. Aunque estés cerca, cuesta alcanzar ese listón. ¿Cumples con los requisitos?

¿Qué hacer y qué no los días previos al maratón?
David Calle

El entrenamiento de un maratón son muchas semanas de esfuerzos y de sacrificios. Demasiado para lanzarlo por la borda en las últimas semanas, ¿verdad? Nuestro entrenador David Calle te cuenta los secretos para hacer la mejor aclimatación en los últimos días previos a la prueba.

Las mas vistas

Si vas a correr un Maratón, debes saber que...
Luis Miguel del Baño

Emociones, sentimientos encontrados, dolores, lucha contra uno mismo. ¡Los maratones son tantas cosas! Aquí tienes 42 puntos importantes que debes saber si vas a correr los 42 kilómetros.

La miel y el corredor. Propiedades y beneficios.
Leticia Garnica

La miel es un azúcar simple que aporta mucha energía, tiene propiedades antioxidantes y recuperadoras. Además, es barata y está deliciosa. Es, por tanto, como apunta la nutricionista Leticia Garnica en este artículo, un producto ideal para los corredores.

La parte psicológica de las lesiones
Yolanda Cuevas Ayneto

Uno de los aspectos a tener en cuenta en la práctica del ejercicio físico y del deporte son las lesiones sufridas siendo amateur o profesional. Las lesiones pueden provocar una retirada puntual de la práctica deportiva en unos casos o la definitiva en otros...

Cómo se realiza una prueba de esfuerzo
carreraspopulares.com

Es la mejor manera de descartar problemas cardíacos y conocer cómo está nuestro cuerpo para practicar cualquier deporte. Da igual la distancia que queramos correr o la intensidad con la que lo hagamos.