Entrenamiento para mejorar tu velocidad

Por Tono Fernández para carreraspopulares.com

Aquí te planteamos un sencillo y diferente entrenamiento que te ayudará a ir aumentando tu punta de velocidad y a aguantar más tiempo corriendo rápido. Es ideal que lo puedas hacer en una pista de atletismo, ya que se adapta muy bien a los intervalos que te proponemos. Si no tienes una pista cerca, puedes ‘construir’ tu propio circuito en un tramo que conozcas bien, siempre atendiendo a los cambios de ritmo que te propone este entrenamiento.

Este entrenamiento ayudará a tu cuerpo a acostumbrarse a llegar a puntas de velocidad importantes de manera constante. Por ello, te ayudará cuando estés en carrera a conseguir ese mismo esfuerzo. Al tratarse de series cortas y recuperaciones inmediatas, hace que, poco a poco, tus piernas se vayan acostumbrando a esas series cortas.


¿En qué consiste?



Es muy sencillo. Tras un breve calentamiento (unos 10 minutos), sitúate en la pista. Te recomendamos que lo hagas por la calle ocho, la zona más exterior. Arranca en el inicio de una de las zonas rectas. Arrancarás fuerte, pero no al sprint. Es decir, a una velocidad aproximadamente al 80-85% de tu nivel máximo. Cuando llegues a la zona curva, frenas el ritmo hasta ir realmente lento, casi caminando. Una vez volvamos a la siguiente recta, nos volvemos a poner a ritmo rápido. Y así sucesivamente hasta completar 4 vueltas a la pista. Es decir, ritmo rápido en las rectas, recuperación en las curvas.

Si eres principiante, te recomendamos caminar en las curvas y hacer solo 2 vueltas a la pista las primeras veces. Sea cual sea tu nivel, poco a poco verás que es un entrenamiento que va mejorando tu resistencia a aguantar picos de velocidad, y tú mismo podrás hacer las dos últimas rectas a un ritmo del 90% cuando ya lo hayas hecho en un par de ocasiones.

SOBRE EL AUTOR

Tono Fernández



Tambien te puede interesar

El ciclo anterior y el ciclo posterior de carrera
David Calle

¿Y tú corres ´por delante´ o ´por detrás´? No, no nos referimos a la posición que ocupas en una carrera, sino a cómo es tu postura al correr, favoreciendo la retroversión o la anteversión de la cadera, lo que afecta a la eficiencia de carrera. David Calle te lo cuenta en este artículo.

El descanso: imprescindible para rendir más y mejor
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

El descanso es el 20% de nuestro rendimiento deportivo. El resto depende de los entrenamientos y alimentación. Aprende cómo descansar y lo que nos aporta. Mejorarás tus entrenamientos y carreras.

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Qué es el RPE o rango de esfuerzo percibido
carreraspopulares.com

Una forma diferente de medir la intensidad de tus entrenamientos, y tan fiable como sea tu capacidad de percibir el esfuerzo es el RPE. Aprende a usarlo y podrás determinar si estás en tu zona de confort o lo ´estás dando todo´.

Las mas vistas

Masaje para descarga de la planta del pie
carreraspopulares.com

Mantener la planta del pie en perfecto estado es vital para un corredor. Estos ejercicios con el Fisioterapeuta Rubén García te ayudarán.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

Guía del corredor novato: la bolsa del corredor
Mario Trota

Participar en una carrera es un premio en sí mismo. Al menos así lo veo yo, y he participado en unas cuantas en los últimos años. Pero por suerte (o por desgracia), los organizadores nos han (¿mal?) acostumbrado y nos dan obsequios o detalles cada vez que nos inscribimos a una prueba.

Y tú, ¿entrenas por la mañana o por la noche?
Gema Payá

Entrenar por la mañana, al iniciar el día, o por la tarde-noche, cuando se acaba. ¿Qué prefieres? Gema Payá nos cuenta su experiencia y analiza los pros y contras de cada opción.