La búsqueda de casa del runner

Por Mario Trota para carreraspopulares.com - 12/10/2017
Los corredores tienen en cuenta muchos más aspectos a la hora de escoger vivienda
Los corredores tienen en cuenta muchos más aspectos a la hora de escoger vivienda

Desde que corro he cambiado de casa dos veces y media. Luego explicaré qué significa eso de cambiar de casa a medias y lo vais a entender. Muchos de mis amigos del entorno ‘runner’ han cambiado también de casa. Yo vivo de alquiler y nunca ha comprado una vivienda, y la búsqueda es, en teoría más sencilla. Algunos de mis amigos han comprado casa (piso, apartamento, chalecito en el pueblo o casita en la montaña). El caso es que correr contribuye en gran medida a complicar aún más la elección de nueva vivienda.

Está claro que hay muchos elementos que influyen en una decisión tan importante: la ubicación con respecto al trabajo, la zona, el precio, la calidad de la vivienda, los servicios cercanos, el transporte, el vecindario, etc. Pero cuando eres corredor hay varios aspectos realmente especiales a tener en cuenta.

Así, cuando por motivos de trabajo, familiares o de pareja, tienes que trasladarte y cambiar de domicilio, comienza la búsqueda de casa del ‘runner’. Yo en realidad me he trasladado dos veces en estos últimos años desde que correo por temas de trabajo, siempre en la misma ciudad. Y una ocasión mantuve la casa, pero mi pareja de entonces vivía en otra zona de la ciudad y pasaba más tiempo en su piso que en el mío. De ahí lo de que una vez he cambiado “a medias”. En este último caso, si tienes suerte y cerca de la casa de tu pareja hay zonas para correr, no habrá mayor drama.

Los corredores prefieren vivir cerca de una zona donde puedan correr
Los corredores prefieren vivir cerca de una zona donde puedan correr

Difícil decisión

Pero, ¿y cuando tenemos que escoger nosotros solos, o con una persona con la que vayamos a convivir, el nuevo lugar donde vamos a pasar una larga temporada, o toda la vida?

Veámoslo desde la perspectiva de un corredor. Entonces, además de los argumentos ya conocidos y comunes a cualquier mortal, el que corre necesita que la casa a la que se traslade cumpla las siguientes condiciones:

-La casa debe estar cerca de un parque, a ser posible grande. O mejor, de varios parques. Cuantas más zonas verdes variadas haya alrededor y no muy lejos, mejor. Así hay donde escoger y en cada salida puedes cambiar de recorrido.

-Para llegar al parque o zona donde correr es mejor que no haya importantes calles o carreteras que cruzar. Cuanto menos tengas que parar en tu camino hacia el parque (porque sales corriendo de casa) mejor.

-El lugar donde vayas a vivir tiene que estar muy bien comunicado. Pero no sólo debe ser fácil y rápido llegar al trabajo. Lo ideal es que, bien sea en transporte público o privado, no te cueste mucho llegar a ese sitio donde habitualmente corres con tus amigos o tu grupo de entrenamiento. El parque o paseo donde haces con ellos las series o los rodajes. Si ese sitio está en el parque al lado de tu casa, ¡perfecto!

-Cerca de casa debe haber un buen bar. De esos donde la tiran bien la cerveza fresquita y ponen buenos aperitivos para tomar cuando acabas tu entrenamiento.

-Tener cerca un gimnasio también ayuda. Porque los corredores también debemos cuidar los ejercicios de fuerza o de vez en cuando hacer una clase colectiva para romper con la rutina de las zancadas.

Está claro que es prácticamente imposible que todo esto se cumpla. Y además el resto de condicionantes externos al correr. Pero, reconocedlo. Si alguna vez habéis pasado por ello, ¿a que habéis tenido muy en cuenta todos estos otros elementos ‘runners’ a la hora de buscar vuestro nuevo piso?

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Correr hacia arriba: carreras verticales
carreraspopulares.com

Las carreras verticales están de moda. Se trata de ascender por tandas, lo más rápido que se pueda, hasta la cima de un edificio alto. La más conocida y antigua es la carrera del Empire State, pero hay muchas más opciones cada día. ¿Te animas?

CORRIENDO POR LOS PUERTOS MÍTICOS (XXXI): Grosse Scheidegg, Suiza
Jorge González de Matauco

De Meiringen a Grindelwald. Estos nombres de localidades suizas no serían más que dos simples puntos en el mapa si no los uniera una carretera construida en varias fases entre 1966 y 1979 a través del Grosse Scheidegg, uno de los puertos paisajísticamente más bellos de Europa.

Los mejores disfraces para correr la San Silvestre
Adolfo Bello

Cada carrera que hemos corrido en 2017 ha sido una fiesta. Así que la última carrera del año no puede ser menos. ¿Has elegido tu disfraz para la carrera de San Silvestre?

Corredores vs corredores ¿de qué lado estás?
Chema Martínez Pastor

No se trata de hacer bandos, pero casi. Ante una carrera siempre hay dos posiciones: o vas a competir o vas a disfrutar. ¿Crees que se pueden hacer las dos cosas a la vez? ¿De qué lado estás?

Las mas vistas

Ejercicios de core que no conocías
Raquel Landín

Quizás ya sabías que trabajar nuestro cinturón abdominal (core) es muy útil para aguantar erguidos y firmes cuando pasan los minutos de carrera. Quizás conocías la plancha y algunos otros ejercicios básicos, pero mira cuántas variantes te proponemos. Si los consigues hacer, tendrás unos abdominales de acero. Eso sí, ¡ves poco a poco!

Crossfit para corredores running
Raquel Landín

Una combinación de éxito: running + crossfit. Se trata de una rutina ideal para introducir ejercicios de fuerza y acondicionamiento físico general. Los corredores se pueden beneficiar de diferentes ejercicios de crossfit que, además, os ayudarán a quemar calorías.

Ejercicios running en escalera
Raquel Landín

Siempre tienes una escalera a mano. Con unos ejercicios sencillos y básicos aumentarás la reactividad de tus tobillos, la fuerza y la velocidad. Dedícale unos minutos entre dos y tres veces a la semana y verás cómo notas muy pronto los beneficios.

¿Cómo almacenamos la energía en el cuerpo?
Carolina Villalba

¿Sabes que es el glucógeno? Es una forma de almacenar la energía en el cuerpo. Esos depósitos están en el hígado y en el músculo, pero la cantidad depende de la masa muscular que se tenga y de la alimentación que se siga. Carolina Villalba nos lo cuenta en este artículo.