Métodos de entrenamiento de la resistencia

Por David Calle para carreraspopulares.com - 09/01/2018

Comenzamos una serie de artículos en los que se aborda uno de los temas que más interesan a todos aquellos corredores que quieren bajar sus marcas: los métodos de entrenamiento de la resistencia.

Para mejorar como corredores debemos someter al organismo a distintos estímulos, trabajando todas las zonas de entrenamiento de la resistencia y aplicando ese trabajo dentro de una planificación bien estructurada en las sucesivas sesiones de entrenamiento que nos conducirán a la mejora buscada.

Podemos dividir los métodos de entrenamiento en dos grandes grupos: continuos y fraccionados. Como muchos sabréis, los métodos continuos son aquellos en los que no se intercalan recuperaciones, sino que la carrera es continua desde el principio hasta el final de la sesión. Por contra, los métodos fraccionados son aquellos en los que se intercalan momentos de trabajo con recuperaciones. Muchos de nosotros los llamamos "series" de forma genérica, aunque si nos atenemos al significado estricto de la palabra "series", no todos los métodos fraccionados podrían considerarse como tales.

Dentro de los métodos continuos, distinguimos el método continuo uniforme, en el que el ritmo es constante durante toda la sesión, y el método continuo variable, en el que éste varía. Dentro del método continuo uniforme, según la intensidad y duración de la carrera, tenemos el entrenamiento extensivo, medio e intensivo. Con ellos se busca mejorar la capacidad aeróbica.

El entrenamiento extensivo el aquel con en el que trabajamos nuestra base aeróbica. Es el ritmo más lento (si exceptuamos los regenerativos para calentar o enfriar), y se lleva a cabo en umbral aeróbico (UA), que es el nivel de carrera a partir del cual ésta proporciona mejoras a nivel aeróbico, o ligeramente por encima. Es el típico ritmo para rodar largo, que da la sensación de poder estar corriendo indefinidamente. Normalmente las distancias a este ritmo pueden oscilar entre los 10 y 25km, aunque esto es relativo, pues depende del nivel del corredor y del objetivo que se tenga (no es lo mismo ni necesita tanto volumen un rodaje para carrera de 10km que uno para maratón). Es el que deben utilizar casi exclusivamente todos aquellos que se inician en esto de correr, que conseguirán así mejoras en el UA, acelerar el metabolismo de grasas (sustrato muy utilizado a este nivel de esfuerzo), aumentar la capilarización, aumentar el volumen plasmático y mejorar la resistencia aeróbica. Por ejemplo, para entrenar en extensivo, un corredor cuyo UA esté en 135ppm debería correr por encima de esas 135ppm, pero sin sobrepasar las 150ppm aproximadamente, según cada uno.

El entrenamiento a ritmo medio se sitúa por encima del anterior, bien por encima del UA pero sin tocar ni acercarnos mucho al umbral anaeróbico (UAn), que es el nivel de esfuerzo a partir del cual acumulamos déficit de oxígeno, y a partir del cual no podemos seguir corriendo durante períodos prolongados de tiempo. El entrenamiento a este nivel "intermedio", proporciona aumentos del rango entre el UA y el UAn, hecho que le interesa al corredor de fondo, que se mueve casi exclusivamente por vías aeróbicas, al contrario que un velocista, y en iniciados proporciona mejoras en la potencia aeróbica (máximo trabajo que se puede desarrollar por vías aeróbicas). Las distancias a este ritmo pueden oscilar entre 8 y 15km y es el que se utiliza habitualmente para los denominados "ritmos controlados". Siguiendo el ejemplo anterior, si un corredor tiene su UAn en 165ppm, para entrenar a ritmo medio, debería correr entre 150-160ppm aproximadamente.

En el próximo artículo hablaremos sobre el entrenamiento continuo intensivo y sobre los métodos continuos variables.

SOBRE EL AUTOR

David Calle
entrenador de corredores en RunningDC, Madrid Sur

www.runningdc.es



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

¿Cómo encuentro mi ritmo perfecto de carrera?
Chema Martínez Pastor

¿De verdad vas a llegar a otra carrera sin saber a qué ritmo vas a correr? No tener un plan puede suponer, a veces no dar todo lo que tenemos en la piernas y, en otras ocasiones, ´reventar´ antes de tiempo. Por eso es buena idea que aprendas a marcarte un ritmo objetivo.

El calentamiento: cuánto y cómo
Tono Fernández

Es esencial para evitar lesiones, pero también para activar el cuerpo, pulsaciones, retrasar la fatiga y ganar confianza. No te saltes el calentamiento antes de una carrera o entrenemiento intenso.

Sub 40’ en 10k, ¿cumples los requisitos?
Tono Fernández

Es una barrera tanto psicológica, como física. Bajar de 40 minutos en 10 kilómetros es una hazaña complicada para muchos. Aunque estés cerca, cuesta alcanzar ese listón. ¿Cumples con los requisitos?

¿Qué hacer y qué no los días previos al maratón?
David Calle

El entrenamiento de un maratón son muchas semanas de esfuerzos y de sacrificios. Demasiado para lanzarlo por la borda en las últimas semanas, ¿verdad? Nuestro entrenador David Calle te cuenta los secretos para hacer la mejor aclimatación en los últimos días previos a la prueba.

Las mas vistas

Si vas a correr un Maratón, debes saber que...
Luis Miguel del Baño

Emociones, sentimientos encontrados, dolores, lucha contra uno mismo. ¡Los maratones son tantas cosas! Aquí tienes 42 puntos importantes que debes saber si vas a correr los 42 kilómetros.

La miel y el corredor. Propiedades y beneficios.
Leticia Garnica

La miel es un azúcar simple que aporta mucha energía, tiene propiedades antioxidantes y recuperadoras. Además, es barata y está deliciosa. Es, por tanto, como apunta la nutricionista Leticia Garnica en este artículo, un producto ideal para los corredores.

La parte psicológica de las lesiones
Yolanda Cuevas Ayneto

Uno de los aspectos a tener en cuenta en la práctica del ejercicio físico y del deporte son las lesiones sufridas siendo amateur o profesional. Las lesiones pueden provocar una retirada puntual de la práctica deportiva en unos casos o la definitiva en otros...

El dolor de cadera en los corredores
Francisco Gilo

Cada vez más jóvenes sufren problemas de cadera. Un problema que puede surgir a edades tempranas en personas que practican deporte de forma habitual. Un tema del que ofrece detalles en este artículo de Fco. Gilo.