Septiembre: las lesiones típicas de la vuelta a los entrenamientos

Por Tono Fernández para carreraspopulares.com

Avanza septiembre, el mes de la vuelta a la rutina. Son jornadas de retomar nuestras actividades cotidianas. El día a día se impone y, entre todas esas cuestiones, también están nuestros entrenamientos.

Quizás en verano hayamos seguido corriendo, pero muchos de vosotr@s puede que lo hayáis hecho con otras rutinas diferentes a las del resto del año. Y eso si es que habéis seguido corriendo, ya que también en verano es un buen momento para tomarse un merecido descanso.

Pues bien, volver a la rutina es algo positivo, pero hay que saber cómo hacerlo. Si, de repente, regresamos a nuestros entrenamientos con más ímpetu de lo normal, podemos caer en alguna típica lesión por esa causa. Así es que, recordad, los mejores consejos son:


- GRADUAL. Volved a los entrenamientos y a la rutina de una forma gradual. Si habéis estado corriendo poco durante el verano o de manera irregular, las dos primeras semanas de ‘normalidad’ que sean poco a poco, usadlas como una reentrada.

- FUERZA. Es una de las claves. Son semanas ideales para introducir trabajo de fuerza complementario a las carreras. Unos buenos ejercicios potenciarán tus músculos, te ayudarán a correr más y mejor y a demás, te evitarán lesiones.

- CONSEJO PROFESIONAL Y PREVENCIÓN. Es lo mejor que podrías hacer. Un buen entrenador y un buen fisio te adecuarán las cargas de entrenamiento para que no sufras problemas. Más vale prevenir que no lamentar.


Las típicas lesiones



Las sobrecargas en momentos como este están a la orden del día. Tened precaución y no caigáis en las lesiones clásicas de la vuelta a la rutina:



Tendinitis rotuliana



¿Qué es? Nuestras rodillas son una articulación clave a la hora de correr. Algunas de las típicas lesiones que más nos afectan, tiene que ver con ellas, como las de cintilla iliotibial o el caso de la tedinitis, que puede aparecer por un mal gesto asociado a debilidad o por microtraumatismos repetitivos.

Síntomas: Encontraremos dolor en la parte posterior de la rótula, en la zona del tendón. Este dolor puede aparecer simplemente al caminar. La articulación puede presentarse rígida y, sobre todo, lo más característico es que encontraremos cierta sensación de debilidad en la pierna.

Tratamiento: El tratamiento dependerá mucho de la intensidad de la lesión. Para los casos más leves será necesaria la aplicación de hielo en la zona afectada tres veces al día. Además, deberemos rebajar la intensidad de nuestra actividad física. Nos podrían venir bien los antiinflamatorios, el aumento de la fuerza en los músculos de la zona y, ¿alguna vez has visto esas bandas elásticas que la gente se coloca justo bajo la rótula? ¡Bingo! Para casos más graves, la recuperación puede pasar incluso por la cirugía.




Periostitis tibial



¿Qué es? Consiste en la inflamación del periostio de la tibia, es decir, la membrana externa que recubre los huesos. Suele aparecer cuando se incrementa bruscamente la carga de entrenamiento o cambiamos de superficie en nuestros entrenamientos.

Síntomas: Generalmente descubrirás esta lesión porque aparecerá dolor en la cara interna de la tibia, entre la rodilla y el robillo. Además, podrás notar unas pequeñas protuberancias con forma de bolitas a lo largo de la tibia.

Tratamiento: Te vendrá muy bien el hielo (unas 3 veces al día), en la zona afectada. Si puedes reducir el volumen de tus entrenamientos, mejor. Y si te duele mucho, deja de correr y ves al fisioterapeuta. Una buena musculatura del tren inferior también ayuda.



Fascitis plantar



Es otra de las clásicas lesiones por sobrecarga. Tiene lugar cuando se nos inflama la fascia plantar, una banda de tejido elástico que se extiende desde el calcáneo hasta la zona metatarsal, situada delante de los dedos. Esta estructura tiene una función vital a la hora de correr ya que absorbe y devuelve la energía que se produce cuando el pie impacta contra el suelo.

Síntomas: El principal síntoma que encontraremos es el dolor que se produce en la zona próxima al talón. Suele ser un dolor más intenso al inicio de nuestra actividad, para ir remitiendo o disminuyendo conforme calentamos la zona.

Tratamiento: por una parte, trataremos de disminuir el dolor y la hinchazón con hielo y antiinflamatorios. Pero debemos ir a la causa del problema. El pisar sobre superficies demasiado duras y, sobre todo, pisar de manera inadecuada suelen ser un punto de partida de este trastorno. En ocasiones, aparece tras periodos de inactividad si hemos ganado peso o de repente estrenamos zapatillas.




Tendinitis Aquílea



¿Qué es? Es una de las clásicas lesiones que pueden aparecer por sobrecarga. Puede aparecer tras intensas sesiones de entrenamiento en las cuales los músculos no se recuperan lo suficiente. Se puede producir por cargas excesivas o incluso por una mala elección de nuestro calzado o mala mecánica de apoyo.

Síntomas: Nuestro tendón de Aquiles resulta inflamado, hinchado y duele a nivel del talón. Aparece dolor en el talón y a lo largo del tendón al correr o incluso al caminar. El tendón puede doler incluso solo con tocarlo.

Tratamiento: El hielo es positivo para que el dolor y la infamación remitan. Además, deberías rebajar tu nivel de actividad, tu peso o tratar de correr en superficies mas suaves. Asegúrate que, además, tu calzado es el adecuado para ti. Esta lesión te puede acompañar una largo periodo de tiempo, consulta con un profesional.

SOBRE EL AUTOR

Tono Fernández



Tambien te puede interesar

Corredor: si trabajas sentado debes conocer estos ejercicios
Fisioterapia Bando

La vida sedentaria provoca muchos problemas al cuerpo, y los corredores también los sufren.Hoy en día, aunque seamos deportistas, pasamos muchas horas sentados. Por ello, tenemos que tener varias cosas en cuenta. Sobre todo si no queremos aumentar el riesgo de lesiones.

Running, un aliado en la prevención del cáncer de mama
María Pan de Francisco

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en la mujer y la primera causa de muerte por cáncer en mujeres. Hay factores de riesgo sobre los que no podemos actuar, pero hay otros que sí podemos modificar para prevenirlo. Una vida sana y una actividad como correr nos pueden ayudar.

Síndrome del corredor: cintilla iliotibial
Francisco Vita Barbero

Este síndrome, muy frecuente en corredores, corresponde a una tendinopatía del músculo Tensor de la Fascia Lata; situado en la zona lateral del muslo, llegando su inserción a la meseta tibial.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.

Las mas vistas

El reto de Kipchoge, anulado: el circuito del Ineos 1:59 estaba mal medido
carreraspopulares.com

El acontecimiento atlético más destacado del año queda invalidado. La organización del reto Ineos 1:59 ha anulado el intento de bajar de las dos horas en maratón de Eliud Kipchoge. La razón: el keniata corrió en realidad 42 kilómetros y 70 metros por un fallo de medición del circuito.

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

San Silvestre: ¿por qué corremos en fin de año?
Luis Miguel del Baño

El 31 de diciembre es el día que más carreras se disputan en el mundo. ¿Sabes donde está el origen de esta prueba? ¿Cuáles son las más importantes del mundo? ¿Quién fue San Silvestre? ¡Respondemos a todas las dudas!