Corredores frente a fiesteros

Por Mario Trota para carreraspopulares.com - 30/10/2017
Participantes en una carrera popular
Participantes en una carrera popular

Madrugo. Como tantos domingos. Tras un desayuno somnoliento y una ducha rápida salgo con tiempo para llegar sin prisas ni nervios a la salida. Seguro que la carrera saldrá genial. En el metro me encuentro a otros corredores, todos ataviados con el ´uniforme´ de atleta y muchos de ellos con la camiseta oficial de la carrera de turno.

Pero en medio del vagón, jóvenes (y no tan jóvenes) que vuelven de fiesta nos miran con sus ojos borrosos por el alcohol con cara de incredulidad. “¿Dónde van estos ‘colgados’?”. Algunos van cansados y han bebido más de la cuenta, y duermen en el asiento en posturas imposibles con el cuello torcido y la boca abierta sacando alguna sonrisa al resto del personal. Algunos de los que vamos de corto pensamos que alguna vez hemos acabado así en un vagón de metro. Bueno, en alguna época del pasado casi cada fin de semana. Y aún hoy, de año en año, alguna vez nos pasa.

Recuerdo una curiosa escena, camino del Maratón de Madrid, cuando decenas de corredores esperábamos en el andén a que llegara el metro. Eran las 7.30 h., en el andén en dirección al Retiro. En el de enfrente, sin embargo, había varios grupos de chicos y chicas que habían pasado la noche de fiesta y volvían a casa. Empezaron a cantar y a gritar a los corredores. Pero eran ánimos, algunos lanzados con sorna y algunas risillas alcohólicas. Nos tildaban de locos, pero a la vez nos apoyaban y nos deseaban suerte.

En plena carrera

Pero hay otros momentos curiosos que no sólo se dan a primera hora, antes de empezar a correr. Seguro que todos tenemos anécdotas de este tipo: algunos de esos ‘fiesteros’ que han trasnochado siguen su ‘jarana’ particular ya bien entrada la mañana y, cuando la carrera pasa junto a ellos, el jolgorio se apodera de ellos. Lo he visto en muchas ocasiones. Lo normal es que los susodichos, normalmente aún bajo los efectos del alcohol, lancen bromas y chanzas poco ingeniosas, pero simpáticas en todo caso, a los que corremos. Algunos consideran divertido ponerse a correr a nuestro lado unos metros imitando nuestra zancada mientras sus amigos ríen.

Y luego están las carreras nocturnas que pasan por alguna zona de bares o discotecas. Os podéis imaginar los comentarios y las risas. Eso sí, siempre es con respeto y ‘buen rollo’.

Esto es algo que se repite a menudo. Casi todos los fines de semana, en realidad. Puede ser un ejemplo del contrapunto que representan ambas actividades: salir de fiesta y (quizá) cometer algunos excesos poco saludables, y madrugar para hacer deporte. Algunos considerarán que ambas cosas con compatibles. Yo estoy de acuerdo sólo a medias. Evidentemente, si quieres hacer una carrera un domingo por la mañana lo menos recomendable es salir la noche anterior hasta altas horas de la madrugada y beber alcohol. Si hacemos ambas cosas (beber alcohol no es recomendable nunca, y menos en exceso) lo mejor es que sea en fechas separadas.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular



Tambien te puede interesar

Las cuatro vidas de Ramiro Matamoros
Luis Blanco

Correr ha marcado la vida de Ramiro Matamoros. Aunque se podría decir que correr, en realidad, le ha deparado cuatro vidas diferentes. Que demuestran que siempre hay que confiar en las segundas oportunidades. Es lo que hemos aprendido leyendo el libro ´Con los pies sobre el Asfalto´.

El primer gran atleta de la historia
Luis Blanco

Corredor y saltador, se convirtió en el primero en ganar dos de las principales pruebas atléticas de los Juegos de la Antigua Grecia durante tres citas seguidas. Esta es la historia de Chionis de Esparta.

¿Por qué corremos?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

¿Vives para correr? ¿Corres por salud?, ¿por socializarte? Existen tantos tipos de corredor como motivos que nos impulsan a correr. Aquí te planteamos unos cuantos. Pero seguro que conoces muchos más.

Por qué la salida de las carreras se da con un disparo
carreraspopulares.com

Es uno de los métodos más usados para marcar el inicio de una carrera: un disparo de una pistola de fogueo. Aunque con mejoras y algunas variantes, el sistema es prácticamente el mismo que hace más de un siglo, cuando empezó a usarse.

Las mas vistas

Mi fisio me hace mejor corredor
Mario Trota

Pero mi fisio hace mucho más que eso: me entiende, me soporta, me da consejos, me anima, me motiva y, sobre todo, aplaca mis ansias de correr cuando no puedo (o no debo) hacerlo.

Entrenamientos en cuestas
Tono Fernández

Las cuestas mejoran nuestra fuerza, resistencia y capacidad aeróbica. Introducir cuestas una vez a la semana, nos reportará cosas positivas en nuestras carreras y entrenamientos. Hay muchas maneras de hacerlo.

El muro (I). Tipos de muro y causas
David Calle

El temido muro. David Calle nos cuenta porqué nos afecta y los tipos de muro que nos podemos encontrar en carrera.

El muro (II). El muro del maratón: agotamiento del glucógeno muscular
David Calle

Es el muro más temido, y el más frecuente. Cuando se nos agota el glucógeno muscular, poco tenemos ya que hacer. David Calle nos da la explicación fisiológica y maneras de intentar mejorar esa situación.