El síndrome de sobreentrenamiento

Por Francisco Gilo para carreraspopulares.com
El sobreentrenamiento puede ser muy perjudicial para el corredor
El sobreentrenamiento puede ser muy perjudicial para el corredor

Cuando un corredor siente apatía en un momento de su vida deportiva, realmente ¿hemos pensado en la posibilidad de que nuestra actividad física sea excesiva y contraproducente y que hayamos caído en un sobreentrenamiento?

Realizar más ejercicio del asimilable por el organismo es una preocupación de quienes persiguen estar en forma, ya se trate de atletas aficionados o de élite, como de personas que entrenan para perder peso o mantener su físico.

Hay corredores cercanos a la prueba del maratón, que todavía al notarse la mejora deportiva desean demostrase su gran estado de forma, saltándose incluso el programa pre-establecido, lo que le hace caer en el error de aumentarlo, con el consiguiente riesgo, no sólo de lesión; sino también de una importante bajada de defensas, que les hace vulnerable a las tan temidas infecciones oportunistas.

La rehabilitación de deportistas que padezcan de sobreentrenamiento supone una gran demanda para el entrenador ya que éste debe frenar o aguantar al deportista.

El síndrome de sobreentrenamiento incluye lesiones por ejercicio excesivo pero también se acompaña de fatiga general y otros síntomas.

En el entrenamiento "forzado", muy intenso y prolongado, realizado bajo marcadas tensiones emocionales, y sin la adecuada recuperación, la resistencia no específica es lo que primero se pierde; luego, se deterioran las funciones vegetativas y, finalmente, se afecta la coordinación motora todo lo cual puede dar lugar a una reducción más o menos notable en el rendimiento deportivo

Causas:

Hay una serie de factores que pueden resultar claves para que se produzca el síndrome de sobreentrenamiento como una dieta inadecuada, el estrés tanto mental como físico, y otros factores psicológicos que se relacionan con el propio organismo.

Las personas que hacen ejercicio de manera regular también son candidatas a sufrir el síndrome de sobreentrenamiento si no lo hacen de manera correcta. Y es que la ausencia de un plan de entreno o el incumplimiento de éste por exceso o defecto – en este caso, lo habitual es hacer menos, pero a más intensidad – puede ser perjudicial para el organismo, así como la realización de programas repetitivos y excesivamente largos (sobre todo los destinados a mejorar la resistencia) con una ineficiente recuperación física.

Según señalan en el sitio web de la Asociación American de Fisioterapia (APTA, según sus siglas en inglés) las lesiones derivadas de un sobreesfuerzo afectan sobre todo a músculos y esqueleto y se dan en quienes aumentan la intensidad de sus ejercicios o cambian el tipo de actividad física que venían realizando.

Atento a las señales de aviso:

Aunque el sobreentrenamiento presenta varios síntomas, son pocas (si es que hay alguna) las señales de pre-aviso. Una de ellas puede ser el pulso cardiaco elevado al despertarse por la mañana. Un índice más sensible y exacto, sería medir el pulso cardiaco por telemetría (pulsómetro) cuando el deportista duerme. Además, existen diferentes tests sanguíneos (extracción de muestras de sangre) que pueden identificar el problema, aunque estos son más caros y deben ser realizados por especialistas.

Síntomas:

Entre las señales y síntomas más frecuentes tras un entrenamiento en el que se ha exigido al organismo demasiado, los fisioterapeutas americanos señalan:

-Fisiológicos: tasa cardiaca en descanso aumentada, mayor presión sanguínea. Uno de los síntomas más claros es el aumento agudo de la concentración de adrenalina y noradrenalina más allá de los niveles normales inducidos por el ejercicio. Además, recientemente los científicos han propuesto que el sobreentrenamiento podría estar causado por una producción excesiva del neurotranmisor serotonina, la "hormona del buen humor", que cuando se produce en exceso se asocia con el sueño y el cansancio.

-Físicos: menor apetito, malestar estomacal, sed insaciable, alteraciones del sueño, mayor frecuencia de enfermedades o infecciones, sensación general de mayor dificultad y fatiga a lo largo del día, dolores musculares anormales, dolor diferente al típico dolor muscular.

-Conducta: cambios de personalidad, menor motivación, alteración de la concentración, autoestima disminuida, menor capacidad para afrontar el estrés.

-Rendimiento: mayor tasa cardiaca durante la actividad, menor fuerza o resistencia, movimiento y coordinación defectuosa, errores técnicos múltiples.

SOBRE EL AUTOR

Francisco Gilo
Licenciado en Medicina y Cirugía

www.temasmedicosdiversos.com



21.593

Tambien te puede interesar

La prueba de esfuerzo (1)
David Calle

Aunque seguramente muchos de vosotros sabéis cómo es una prueba de esfuerzo, para aquellos que no lo tengan claro vamos a explicar en qué consiste, entendida como prueba con fines deportivos, y más concretamente, para corredores. Lo hacemos en este artículo de David Calle.

¿Se puede correr con juanetes?
Rubén García

Los juanetes son una dolencia no provocada por la actividad de correr, sin embargo son una molestia para los corredores que los padecen. ¿Son compatibles con la actividad deportiva?

La diarrea en el corredor
Francisco Gilo

En los deportes de larga duración y gran desgaste físico, tales como el ciclismo, la maratón o el triatlón, entre otros, en los que es imprescindible que durante la actividad haya un aprovisionamiento y una adecuada ingesta de líquidos, es frecuente la aparición de molestias digestivas, entre ellas, la diarrea osmótica.

Cómo cuidar los pies del corredor en verano
Rubén Sánchez-Gómez

En verano reducimos nuestras horas de entrenamiento y nuestros pies se ven sometidos a rutinas diferentes a las de resto del año: otro tipo de calzado, exposición al sol y altas temperaturas. Aquí van algunas recomendaciones del podólogo para cuidar nuestros pies en verano.

Las mas vistas

El entrenamiento cruzado, ¿qué es y cuáles son sus beneficios?
Rubén Gadea

No solo de correr vive el runner. Existen otras disciplinas deportivas que pueden beneficiarte a la hora de practicar la carrera a pie. Aprovechar otros deportes como la natación o el ciclismo te vendrán bien ya que desarrollarás y ejercitarás músculos que con el running tienes medio olvidados.

Todo lo que el corredor debe saber sobre el azúcar
Leticia Garnica

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el riesgo para la salud que puede ser consumir una elevada cantidad de azúcar en la dieta, tanto para un corredor como para una persona que no lo es. Pero en términos de nutrición, hay que coger todo con pinzas. La nutricionista Leticia Garnica nos da más detalles en este artículo.

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

El descanso del corredor
David Calle

Después de hablar tanto de ritmos, marcas, entrenamientos duros o umbrales de esfuerzo, ahora toca hablar de algo a lo que a menudo no se le presta toda la atención que se le debe: el descanso. El entrenador de atletas populares David Calle nos explica por qué es tan importante para el entrenamiento.