¿En qué momento te conviertes en runner?

Por carreraspopulares.com

Bueno, quien dice “runner” dice “corredor/a”, o “atleta popular”. Llámalo como quieras, pero estaremos todos de acuerdo en que tu afición a correr es ahora parte de tu vida. Cada uno fija sus niveles, los hay que se apuntan a todas las carreras que pueden cada fin de semana, y luego están los que salen a correr 2-3 veces por semana para mantenerse en forma y no necesitan más.

Sin embargo, todos nos sentimos como parte de una comunidad. Es en parte la razón por la que estás leyendo este artículo, probablemente seas asiduo a nuestro calendario de carreras , o tal vez nos sigas en redes sociales para estar al día de la actualidad del mundo del atletismo popular. Y seguramente buscas información sobre los temas que te interesan relacionados con la carrera a pie: información sobre equipación, lesiones, consejos de entrenamiento... Reconócelo: eres runner (o corredor/a, o atleta popular). Ya no hay vuelta atrás.

¿Cuándo empieza todo?

Si tuvieras que indicar ese momento en el que todo cambio, en el que te uniste a esta tribu que somos los corredores, ¿cuál sería?

- Cuando te apuntas a tu primera carrera. Hacer el acto de buscar una carrera que te gusta, acudir a su página web y gastarte una pequeña cantidad económica en un dorsal requiere, como mínimo, un poco de afición. ¿El runner es aquel que ha decidido correr su primera carrera y que ha adquirido el compromiso de hacerlo mediante el pago de la inscripción?

- Cuando la corres. Aunque, si hay un hecho que marca nuestra vida como runners, es cruzar por primera vez una línea de meta. ¿Es tu caso? ¿El día que acabaste tu primera carrera decidiste que ya no lo ibas a dejar?

- La primera vez que superas un límite. Hay quien decide que va a continuar corriendo cuando ve que es capaz de seguir corriendo hasta un límite determinado, que podría estar indicado en distancia (5, 10 kilómetros...) o en tiempo (la primera vez que superas la media hora corriendo, o una hora...)

- Cuando te apuntas a un club de running. Otro punto determinante es cuando decides dar el paso y apuntarte a un club o grupo de entrenamiento. El compañerismo de otros corredores y el apoyo y consejo de un entrenador profesional es vital para sentirte parte de esta historia.

- Con tu primera lesión. Hay quien dice, en cambio, que cuando se lesionó por primera vez es cuando se sintió de verdad corredor, ya que cuando eso pasa, tu faceta de corredor se ve reflejada en tu vida diaria, y ese dolorcito es el que te recuerda a cada momento que tu afición es más que una afición. Para algunos, las primeras agujetas son equivalentes en este caso.

- Cuando cambias planes nocturnos por carreras diurnas. Para distinguir a un buen runner, hay algo que no falla. Y es que preferimos salir a correr por la mañana que salir de fiesta por la noche. O, si salimos, se nos reconoce porque tomamos refrescos deportivos o agua: “no, es que mañana me toca tirada larga”.

-Cuando tus amigos “no-runners” te lo dicen. Si tus amigos que no corren emplean expresiones como “ya estás otra vez con las carreras” o “¿te vas con sus amiguitos runners?, probablemente es que te hayas convertido en un runner.

Como ves, es difícil señalar el punto en el que nos pasamos al “otro lado”. Puede que fuera un punto de los anteriores, otro diferente o todos a la vez. Aunque hay algo que está muy claro: nos hemos pasado para quedarnos.

Y tú, ¿cuándo empezaste a considerarte runner?


5.239

Articulos relacionados

Reportajes El coleccionista de lesiones
Reportajes Consejos para correr por la playa
Salud Decálogo para conseguir nuestros objetivos runner

También te puede interesar

Reportajes Los peores consejos para runners (aunque bien intencionados)
Reportajes Correr en solitario vs. correr en grupo ¿Quién gana?

Las más vistas

Salud Cuando el cerebro en el maratón dice: ¡Basta!
Salud Prueba de esfuerzo