Las zapatillas más caras del mundo

Por Luis Miguel del Baño para carreraspopulares.com

Cordones de poliéster vs. un enganche de titanio, fibras sintéticas vs. carbono puro... Parece un combate desigual, ¿verdad? Pues aún lo es más cuando te digamos el precio: 120€ vs. 7.000€. Es la comparativa de lo que tenemos la mayoría de los corredores populares en los pies a la hora de correr: unas zapatillas, y lo que tienen los corredores discapacitados que han sufrido una amputación: una prótesis.

Si piensas en cuánto te gastarás a lo largo de tu vida en calzado para poder correr, no le llegarás ni a la suela de los zapatos a lo que se gastarán los corredores que necesiten una prótesis para practicar este deporte.

Es el caso de Juanjo López, más conocido como “el Peño”. Sufrió la amputación de una de sus piernas en 2011 tras la cogida de un toro. Fue uno de los amputados que más rápido ha vuelto a correr tras su operación y el primero en acabar un maratón en España. Él nos saca la cuenta de lo que paga por poder practicar running:

3.000 € del encaje, es decir, de la zona donde deben encajar su muñón con la prótesis. Debe estar hecho a medida porque sufre miles de impactos cada vez que sale a entrenar o competir y la zona sufre mucho. A esto, se suman otros 3.000 o 4.000€ de la pala, o sea, la zona que toca el suelo y se contrae y le impulsa para poder dar las zancadas. Total, los 7.000€ que os contábamos.

Todas las partes de la prótesis son elementos especializados y, generalmente están fabricados fuera de España. En Europa existen dos marcas principales. La de Juanjo “se fabricó en Islandia a medida –nos cuenta-, de ahí el alto precio. Además del encaje y la pala, tiene una parte central de titanio. Esa parte se adapta, le puedes dar más longitud o menos según tu altura, más inclinación o menos, según vayas a hacer carreras más rápidas o más lentas”, concluye.

A pesar de ser elementos de máxima precisión, nos confiesa que, en ocasiones “les debemos hacer modificaciones caseras. De hecho, yo he recortado la suela de una zapatilla normal y se la he adherido para correr por distintas superficies”. Además, las palas tienen mayor o menor grosor de carbono según el peso del corredor, “por ejemplo, un corredor de 90 kilos tendrá más capas, y uno de 70 kilos, menos capas de carbono”, con lo que, si pierden o ganan mucho peso, podrían necesitar cambiar de pala.

Si ya el precio es un impedimento para poder acceder a este deporte, otro problema que se encuentran es el hecho de que “nadie nos enseña a correr tras la amputación. Yo investigué grabaciones en vídeo para ver la técnica. En España estamos desamparados”.

Sólo la determinación y la fuerza de voluntad que define a los corredores puede hacer que, sin ser deportistas de élite, los aficionados a este deporte que sufran graves problemas como Juanjo vuelvan a seguir corriendo. A él no le ha ido mal. Además de haber terminado ya su primer maratón, ha sido tercero del mundo en triatlón de larga distancia, campeón de Europa de Medio Ironman y uno de los primeros amputados en practicar trail running. Todo un ejemplo para cuando te fallen las fuerzas, recuérdalo.

SOBRE EL AUTOR

Luis Miguel del Baño
Periodista


12.537

Articulos relacionados

Material deportivo Elegir zapatillas
Reportajes Las 24h antes de un maratón: errores que no debes cometer
Salud Cuida tus pies. Consejos para antes de una gran prueba

También te puede interesar

Material deportivo Cortavientos e impermeables: prendas imprescindibles
Material deportivo Zapatillas mixtas: qué son y por qué deberías planteártelas

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud Fatiga tisular: ¿por qué debes fortalecer tus tobillos?