¿Por qué aparecen las durezas en los pies de los corredores?

Por Rubén Sánchez-Gómez para carreraspopulares.com

Las durezas en los pies son básicamente la expresión de una sobrecarga plantar. La piel no genera durezas si no está recibiendo unas presiones externas que superan los límites que tiene la propia piel para poder amortiguar el impacto contra el suelo. En aquella zonas del pie que tienen menores capas de grasa, la piel está más desprotegida y es más propensa para que salga la dureza.

Por tanto, las durezas saldrán sobre todo en las cabezas metatarsales o en las zonas del borde de los dedos, porque están más expuestas a la fricción y al roce de la zapatilla. Cuando salen en zonas que sí tienen una capa de grasa suficiente, lo harán porque hay alguna alteración en la recepción del impacto contra el suelo. Hay algún fallo biomecánico que provoca que esa zona esté sobre apoyando más contra el suelo.

Las durezas no son una lesión ni normal ni típica. Por lo tanto, hay que tener en cuenta dónde y por qué han salido. Hay que retirarlas, sí, pero averiguar por qué ha salido en esa zona.

Si todas las variables biomecánicas son correctas y el paciente no tiene patologías, hay que pensar en que las durezas surgen por un fallo en la queratinización o en la hidratación de la piel. Con un simple diagnóstico cutáneo y un tratamiento tópico con cremas se debería solucionar el problema.

La biomecánica de carrera puede provocar que surjan durezas en los pies
La biomecánica de carrera puede provocar que surjan durezas en los pies

Pies cavos y planos

Si no es así, lo más recomendable es realizar análisis biomecánico y averiguar de dónde viene el problema. Si las durezas salen en las cabezas metatarsales, probablemente sean motivadas por un exceso en la flexión plantar de ese metatarsiano. O lo que es lo mismo, un exceso de sobrecarga plantar de ese metatarsiano contra el suelo

Pies cavos o planos pueden ser el origen de esta patología donde los metatarsianos adquieren una posición anómala con respecto al suelo. Esto origina una sobrepresión debajo de estos metatarsianos, que deberían estar protegidos por una capa de grasa plantar de unos 3 o 4 milímetros, pero que por el sobreuso o por el pie plano o cavo se ve disminuida y puede aparecer la sobrecarga.

Las durezas surgen porque la piel reacciona ante este estado de sobrecarga y se endurece.

SOBRE EL AUTOR

Rubén Sánchez-Gómez
Equipo Pododinamica
Expertos en Biomecánica

www.pododinamica.es


2.276

Articulos relacionados

Salud El pie del corredor de montaña
Salud Decálogo para conseguir nuestros objetivos runner
Entrenamientos El trail: las claves para dar tus primeros pasos

También te puede interesar

Salud La resiliencia y el running: pareja de éxito
Salud Prueba de esfuerzo

Las más vistas

Nutrición Frutos secos: los mejores para el corredor
Reportajes La sufrida vuelta al cole del corredor