Por qué correr con el teléfono móvil

Por Mario Trota para carreraspopulares.com

Todos los días leo artículos o escucho comentarios, a veces con un carácter muy vehemente, que recomiendan (a veces te exigen) dejar el teléfono móvil en casa cuando salimos a correr. O cuando participamos en una carrera popular. No discuto que muchos de los motivos que aducen me resultan bastante razonables. Y muchas veces, yo mismo corro sin el teléfono, sobre todo por una cuestión de comodidad.

Pero creo que los argumentos más usados para rechazar que llevemos el teléfono encima cuando corremos son un tanto exagerados. Lo de que la tecnología rompe el propio carácter natural de nuestro deporte, que nos impide desconectar del trabajo o de nuestras “adicciones” digitales no siempre es válido.

Por eso, yo quiero expresar mi postura y ofrecer las razones por las que creo que puede resultar beneficioso salir a correr con nuestro ‘smarthphone’ encima. Antes de nada, he de aclarar un par de cosas:

- Intento que llevar el teléfono encima no me resulte incómodo. En mi caso, uso cinturones especiales para corredores, flexibles, elásticos, que permiten llevarlo dentro, pegado a mi cuerpo e impiden que se mueva mucho. Hace años descarté los brazaletes porque un entrenador me dijo que el dispositivo móvil podía influir en mi braceo. Además de que tendían a bajarse hacia el codo con el sudor.

- No llevo el teléfono para contestar si llaman mientras corro, salvo que esté esperando una llamada importante relacionada con algún asunto de salud de algún familiar o un tema realmente urgente. Intento que ese momento del día sea especial y privado, o compartiendo charla con amigos.

El móvil puede ayudarnos en una situación de emergencia
El móvil puede ayudarnos en una situación de emergencia

Dicho esto, aquí está mi lista de motivos positivos por los que llevar el teléfono móvil encima, al menos de vez en cuando.

- Si no tienes un reloj con Gps del que puedes descargar tus actividades a una aplicación, el móvil puede ser muy útil. Hay multitud de aplicaciones que pueden registrar tus entrenamientos y tus carreras.

- Puedes escuchar música mientras corres. Si estás corriendo solo y quieres que el ritmo de la canciones acompañe a tus zancadas. O un podcast. Creo que hoy en día la mayoría usamos el teléfono móvil para hacerlo. Tenemos nuestras aplicaciones de escucha de música o podcast instaladas y resulta muy práctico.

- Si hay algún problema, siempre tienes tu teléfono para avisar. Sobre todo si surge alguna emergencia. Y más en un lugar desconocido para ti, o alejado de zonas pobladas. Imagina que vas por el campo o la montaña y tienes un accidente o una lesión. En mi caso, es el motivo principal para llevarlo encima.

- Si le pasa algo a la persona con la que corres, una llamada es de gran ayuda. No hace falta decir que todo lo argumentado en el punto anterior sirve en este.

- Si te pierdes, siempre puedes tirar de la aplicación de mapas de turno. O si quieres cambiar tu ruta sobre la marcha y buscar el lugar al que quieres llegar. A mí me ha resultado siempre muy útil cuando he viajado a otras ciudades. Antes de salir veo la ruta que quiero hacer. Pero durante el camino en muchas ocasiones compruebo si voy bien o me ubico si me he despistado.

- Puedes hacer fotos. ¿Cuántas veces has echado de menos el teléfono móvil al encontrarte con un paisaje estupendo o con una puesta de sol inolvidable? Sí, nos gusta inmortalizar momentos. Es cierto que lo hacemos más a menudo si estamos corriendo por un lugar especial, diferente al habitual de entrenamiento. Pero yo he llegado a parar más de una y dos veces en mi ruta más usada para entrenar, he sacado el móvil y he tomado una foto porque la luz del atardecer dejaba un escenario ideal.

También en plena carrera. Si es de esas que te tomas con tranquilidad y vas a un ritmo suave. Vas en modo diversión, paras y haces fotos con amigos y compañeros. O ‘selfies’ en lugares destacados.

Son sólo algunos motivos, pero seguro que se os ocurren más. Aunque la principal razón por la que llevo móvil a menudo cuando corro es porque me apetece. Y respeto a los que no lo quieren llevar nunca, igual que espero que ellos me respeten a mí.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular


3.158

Articulos relacionados

Entrenamientos Plan para preparar tu primer maratón en 16 semanas
Reportajes Correr en la era del posconfinamiento
Reportajes Por qué cuando corres nunca fracasas

También te puede interesar

Reportajes Guía del corredor novato: encontrando tu ritmo
Reportajes Atletas que hicieron historia: Edwin Flack, el León de Atenas

Las más vistas

Material deportivo BOSU: la semiesfera que te pone en forma
Nutrición ¿Comes en la oficina? Recetas de tupper para runners