Probamos las Mizuno Wave Ultima 7, ideales para ritmos medios y rodajes

Por carreraspopulares.com

Las primeras impresiones llegan cuando uno saca las zapatillas de la caja, las coge y se las enfunda. Cualquier corredor que ya haya estrenado un buen número de zapatillas ya sabe en esos primeros cinco minutos si valdrán la pena o no.

En ese sentido, lo primero que nos llama la atención es el peso, o más bien, el aumento de la ligereza con respecto a versiones anteriores. En este caso, las zapatillas pesan 290 gramos según su ficha técnica . Una bajada de gramaje que se nota.
Seguimos adelante y, al ponernos la zapatilla, notamos una sensación de máxima cobertura en la zona del talón de Aquiles. Es algo que nunca nos había pasado con ninguna otra zapatilla, y que, por novedoso, hemos querido destacar. La zona interior trasera viene acolchada, como en cualquier otra zapatilla, pero en este caso se adapta muy bien al tendón y lo envuelve con consistencia, cosa que te genera confianza.

En general, nos sentimos el pie envuelto y protegido. Los primeros pasos que damos aún sin lanzarnos a correr, se pueden definir con dos palabras: estabilidad, marcada por la zona inferior y la zona de la suela, y firmeza, en general por cómo se comporta la zapatilla en nuestro pie. De hecho, la zapatilla lleva unas cinchas de sujeción internas ‘Dynamotion Fit’, que mejoran el ajuste del pie. Tendrán buena culpa de que sintamos que la tecnología que han usado para realizar este modelo ha ido sumando pasos hacia la protección.


Salimos a correr

La primera parte del trayecto que realizamos es sobre tierra morterenca compactada, de una buena dureza, pero algo más blanda que el asfalto. Comenzamos el rodaje a unos 5:30 min/km. A estas velocidades, nuestra zancada impacta en el suelo con la zona trasera del pie, con el talón. La zapatilla responde de manera muy óptima a ello. No en vano, según su ficha técnica, este modelo cuenta como principal novedad con la incorporación de la tecnología U4icX en la zona del talón, que supone un incremento de la capacidad amortiguadora y de retorno de la energía. También hace que la zapatilla sea más cómoda, suave y a su vez más reactiva.

Un ingrediente que combina muy bien con la ya conocida mediasuela Wave de Mizuno (es esa ‘ola’ u ‘onda’ que se ve en el lateral). Se trata de una tecnología que trabaja para que cuando impacta nuestro talón en el suelo, las fuerzas que se producen se dispersen y no las soporten nuestros pies, siendo nuestra pisada más amortiguada y suave. La combinación de ambas cuestiones es un acierto total que, junto con la rebaja en el peso, hará que aquellos corredores de ritmos medios o incluso ritmos lentos, tengan un buen aliado en las Wave Ultima 7.

Pasamos al asfalto

En general, vamos muy cómodos y decidimos continuar la carrera sobre el asfalto. Tras los primeros 5 kilómetros, impactamos ya en zona de asfalto al mismo ritmo. Notamos rápidamente que, si cabe, la amortiguación que nos proporciona cuando pisamos desde talón es aún mayor.

La Wave está trabajando a pleno rendimiento. La zapatilla, además, continua firme y no se hunde cuando pisamos, cosa que hace que nuestra siguiente zancada no tenga que salir desde muy abajo. Mizuno alardea de que la combinación de materiales hace que las zapatillas sean más reactivas con los impactos y no les podemos quitar razón.


Aumentamos el ritmo

Transcurridos otros 5 kilómetros, decidimos aumentar el ritmo para acabar el entrenamiento con 5 kilómetros finales a 4:30-4:45 min/km. En este momento nuestro pie ya no impacta con el talón directamente, sino que entramos con la parte media del pie e incluso casi con la delantera en los tramos más rápidos.

La zapatilla no se comporta nada mal, pero notamos cómo estamos desaprovechando parte de sus capacidades. Al impactar con esta zona, la reactividad no se nota al 100% como en la velocidad anterior. Conforme pasan los kilómetros hemos perdido algo de efectividad –probablemente sea más culpa del cansancio que otra cosa, ya que el rodaje está siendo intenso-.

Pero justo en este momento nos percatamos de otra cuestión. Notamos perfectamente cómo la propia plantilla es más confortable de lo habitual. También es algo más blanda, reduciendo las cargas que se producen a estas velocidades. Es algo que, seguro que también nos estaría pasando a ritmos más lentos pero que no notábamos porque otras partes de la zapatilla ´trabajaban´ a pleno rendimiento. Indagamos un poco en su ficha técnica y descubrimos que no nos estamos volviendo locos, sino que, según aseguran desde Mizuno, “la plantilla interior es de un material extraordinariamente amortiguador”. Se llama Premium Insock, y aseguran que provoca mayor amortiguación y confort. Damos fe.

Acabamos el rodaje con muy buenas sensaciones. Nos viene a la mente que es una zapatilla ideal para el corredor medio y para entrenamientos estándar. Es decir, para casi el 70% de carreras y rodajes que se hacen en nuestro país, estarían bien indicadas. En general, es ideal para corredores neutros de pesos medios y para entrenamientos entre 5:00 min/km y hasta 6:30 min/km.

Ficha técnica del análisis:

Zapatillas: Mizuno Wave Ultima 7
Peso del corredor que analiza las zapatillas: 80 kilos
Tipo de rodaje que hacemos: 15 km. Los 5 primeros sobre tierra compacta y el resto sobre asfalto.
Velocidad: 5:30 min/km al inicio, aumentando en los últimos kilómetros a 4:30 min/km


12.677

Articulos relacionados

Material deportivo Mizuno Wave Sayonara 2: las zapatillas de siete leguas
Material deportivo Mizuno, zapatillas para todos
Material deportivo Mizuno calza la Navidad

También te puede interesar

Material deportivo La elección de las zapatillas
Material deportivo Regalos navideños para corredores

Las más vistas

Salud ¿Por qué se nos caen las uñas a los corredores?
Entrenamientos Combo de entrenos para carreras de 10k