Quiero apuntar a mi hijo a una escuela de atletismo, ¿qué debo tener en cuenta?

Por Chema Martínez Pastor para carreraspopulares.com - 06/12/2019

Cuando un padre o madre es corredor (o ambos, cosa cada vez más habitual), no es extraño que, por influencia de ellos o por simple imitación, sus hijos estén interesados en esta disciplina que es el running. Llamar al running “disciplina” y no “deporte” no es casual. Hay que tener en cuenta algo que no siempre se nos pasa por la cabeza. El deporte que practicamos se llama atletismo. Y el atletismo es más cosas además de correr. Como mínimo (podríamos hablar de más cosas), el atletismo se compone de tres habilidades básicas: correr, lanzar y saltar.

A la hora de buscar para tus hijos un lugar donde practicar atletismo, podemos hablar de los clubes y de las escuelas. Generalmente suelen ir unidos, aunque en ocasiones hay clubes sin escuela y escuelas sin club (estas últimas suelen ser las promovidas por el propio ayuntamiento). Resumiendo mucho, el objetivo principal de la escuela será la formación y promoción del deporte, mientras que en un club se busca la participación en competiciones. Lo normal es que un club cuente con una escuela donde ir generando “cantera” de deportistas.

Qué tener en cuenta para elegir escuela de atletismo

1. Edad del niño o la niña. Si son menores de 12-13 años, lo normal es comenzar por una escuela. El objetivo, por tanto, no es participar en competiciones sino acercarse a una disciplina deportiva para que se acabe aficionando y le acompañe cuando sea adulto/a. Si ya tiene edad para competir, y consideras que está preparado psicológicamente, puedes probar con un club.

2. Aprender de todo, no sólo a correr. Sobre todo en edades más tempranas, el papel de una escuela de atletismo es fundamental para su psicomotricidad. En los tiempos en los que el sedentarismo es un problema serio y real, cada vez nos cuesta más movernos. En la escuela de atletismo, tus hijos aprenderán y mejorarán su equilibrio, lateralidad o coordinación, por citar algunos. Ya tendrán tiempo de hacerse fuertes y/o rápidos.

3. Compañerismo y trabajo en equipo. Algo muy importante y que se refuerza con el papel de las escuelas es la importancia del trabajo en grupo. El atletismo puede acabar siendo una disciplina muy individual, por lo que cuando son pequeños se intenta fomentar que los beneficios se consigan en equipo, con muchas actividades de relevos y grupales. De esta forma, se minimiza la frustración si los resultados individuales no son destacados.

4. Aficionarse a un deporte. Si solo corrieran, o si solo se orientasen a los resultados, los niños acabarían por desmotivarse. Para evitarlo, se le da una capa de actividad lúdica, donde hacen más ejercicios que correr. También saltan, lanzan, juegan... todo lo necesario para que relacionen el atletismo con algo divertido y quieran repetir todas las semanas.

5. El papel de la competición. Acudir a competiciones locales o regionales es una buena forma de incentivarles a hacer deporte, pero sin perder la perspectiva. Un exceso de presión en los resultados puede acabar siendo negativo. Un niño o niña que destaca y que gana sus competiciones debe ser enseñado a que en algún momento perderá o será superado por otros, así como quien nunca alcanza el resultado de los demás, debe aprender que lo importante es superarse a sí mismo y esforzarse.

6. Sus propios intereses. Por último, aunque estas escuelas cumplen una función muy valiosa, dentro de la educación física del niño, hay otras formas de ayudarle en su desarrollo psicomotriz. Si la actividad no le llena, se frustra o simplemente no le divierte, tal vez hay que plantearse que no seguirá tus pasos como runner, y buscar otros deportes donde pueda encajar mejor.

SOBRE EL AUTOR

Chema Martínez Pastor
Corredor Popular



3.416

Tambien te puede interesar

Todas las excusas que quieras para no salir a correr
Mario Trota

Hay días en los que salir a correr me da mucha pereza. Muchísima. A veces me ocurre durante una semana completa. ¿Cuál es el debate interno entre mi “yo corredor” y mi “yo perezoso en esos momentos?

Beneficios menos conocidos de correr
Javier Ullé

Correr es una de las mejores maneras de mantenerse en forma. Es excelente para tu físico, pero, ¿qué otros beneficios aporta? Además de los muy conocidos como, por ejemplo, perder peso o combatir el estrés, correr tiene un buen número de beneficios y aspectos que contribuirán a que tengas una mejor salud. Algunos de ellos nos son tan conocidos.

Buscando motivaciones para entrenar en tiempos de coronavirus
Pedro Fernández López

En un momento en el que no se celebran carreras populares, que marcan muchas veces el objetivo de nuestros entrenamientos, ¿dónde y cómo encontramos la motivación? Pedro Fernández nos da algunas ideas.

Guía del corredor novato: la sonrisa, siempre puesta
Mario Trota

Corremos porque nos hace felices. Y si la felicidad es un estado de ánimo positivo y alegre, ¿por qué no vamos a sonreír cuando hay algo que nos hace sentir bien? Correr con la sonrisa puesta, de hecho, hará que ese sentimiento se amplifique.

Las mas vistas

Plan para correr 10k en menos de 60 minutos
Tono Fernández

Un plan para aquellas personas que ya corren, pero que quieren hacer una carrera de 10 kilómetros en menos de 1 hora.

Maratón: 42.195 m.: ¿de dónde viene esa extraña distancia?
Luis Miguel del Baño

42.195 metros. Una distancia extraña. La tenemos más que marcada y grabada en la mente, pero, ¿de dónde proviene la mítica longitud del Maratón?

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

´Un entrenador personal te cambia la vida´
carreraspopulares.com

El cómico Leo Harlem encantado porque está cambiando su físico gracias a un personal trainer.