Runners: huid de las dietas milagro

Por Laura Jorge para carreraspopulares.com

Seguro que en alguna ocasión habréis oído hablar de la dieta de la piña, la dieta de la alcachofa o de la dieta Dukan. Estás tres, son solo algunas de las muchas que habréis escuchado.

Me decido a escribiros sobre el tema, ya que durante el verano es fácil coger algún kilo de más debido a la disminución de los entrenamientos o a los excesos alimenticios, y a la vuelta vienen las prisas por perder esos kilos, con lo que es fácil recurrir a las llamadas dietas milagro.

Pero, ¿qué es realmente una dieta milagro? ¿Puede esto afectar a tu rendimiento deportivo? ¿Y a tu salud?

El grupo GREP-AEDN (Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas) elaboró un documento donde señala algunas de las condiciones que cumple una dieta milagro:

• Prometen resultados “rápidos”.
• Prometen resultados “mágicos”.
• Prohíben el consumo de un alimento o grupo de alimentos.
• Contiene listas de alimentos buenos y malos.
• Exageran la realidad científica de un nutriente.
• Aconsejan productos dietéticos a los que se les atribuyen propiedades extraordinarias.
• Incluyen relatos, historias, o testimonios para aportar credibilidad.
• Contienen afirmaciones que contradicen a colectivos sanitarios de reputación reconocida.

Son dietas muy restrictivas y muy bajas en calorías, que aunque consiguen que el peso disminuya a corto plazo, constituyen un riesgo para la salud ya que pueden:

• Provocar deficiencias de vitaminas y minerales por la falta de consumo con los alimentos.
• Producir efectos psicológicos negativos.
• Desencadenan, incluso, trastornos del comportamiento alimentario (ano-rexia y bulimia), a veces de mayor gravedad que el exceso de peso que se pretendía corregir.
• Favorecer el efecto “rebote” o “yo-yo”.
• Al abandonar estas dietas, las personas que siguen estas dietas no han aprendido a comer saludablemente y vuelven a las costumbres que les hicieron engordar.

Además al ser muy bajas en calorías, son dietas desequilibradas nutricionalmente. Esto puede afectar especialmente a quienes practican deporte, ya que puede ocasionar una disminución de tu rendimiento, lo cual generará una mayor tendencia a la fatiga, mayor riesgo a tener lesiones y empeorar tu recuperación.

Por todo ello es importante que siempre que quieras perder peso, lo hagas bajo la supervisión de un especialista que te pueda asesorar y personalizar la dieta teniendo en cuenta tus necesidades y entrenamientos, de manera que no condicione tu estado de salud ni tu rendimiento deportivo.



Laura Jorge Martínez - Diplomada y Graduada en Nutrición Humana y Dietética
Twitter: @LjmNutricion
Facebook: Pincha aquí
Instagram: lau__jm

SOBRE EL AUTOR

6.716

Articulos relacionados

Salud Controla la inflamación con la dieta: alimentos antiinflamatorios
Salud Decálogo para conseguir nuestros objetivos runner
Nutrición La importancia de los antioxidantes en la dieta del corredor

También te puede interesar

Nutrición Los falsos mitos de las grasas
Nutrición Lo que SÍ puedes comer en Navidad

Las más vistas

Nutrición Los falsos mitos de las grasas
Salud Inmovilizacion en las lesiones