Un Objetivo y 3 niveles de consciencia

Por Pedro Fernández López para carreraspopulares.com - 14/08/2014
Hay que fijarse un objetivo que sea alcanzable
Hay que fijarse un objetivo que sea alcanzable

Tras varios artículos ya con vosotros, en este quiero compartir cuál es mi último reto y qué proceso y herramientas utilizo para lograrlo.

Mi reto, mi objetivo, es el Medio Ironman Cabo de Gata 2014 . Para haceros un poco de mapa, y para que entendáis desde dónde parto, para lograrlo cuento con una preparación de 3 meses. Me habría gustado tener más tiempo para prepararlo, pero he tenido que emplearlo en otras metas; ya que, además de deportista popular, soy emprendedor, amigo y tengo mi pareja. Hay que compartir el tiempo con otros objetivos ( propia formación, descanso). Por lo tanto, antes del mes de julio, mi prioridad era otra y, por lo tanto, el empleo de recursos hacia este objetivo era menor.

Hasta ahora he corrido 6 maratones, varios medios maratones y un triatlón olímpico, pero es la primera vez que me enfrento a la media distancia. Serán 1.900 metros de natación, 90 kilómetros de bicicleta y 21 corriendo. Este año he competido muy poco, y he partido de un nivel de entrenamiento bastante bajo. Para que os hagáis una idea, otros años a estas alturas, suelo llevar unos 1.700 o1800 kilómetros en las piernas. Este año, a mes de julio, llevaba la mitad. Por lo tanto, me costará más energía llegar a un nivel óptimo, aunque es cierto que el cuerpo tiene memoria y me resulta más fácil coger la forma.

La primera regla para fijar un objetivo es que sea alcanzable: para saber si este objetivo es alcanzable, me he preguntado: ¿estoy preparado físicamente para lograrlo? No; allá por julio, esta era mi respuesta. Por lo tanto, pasé a hacerme esta otra pregunta: en el tiempo que me queda, ¿seré capaz de conseguir físicamente el nivel que me falta para lograrlo? Rotundamente sí, quiero hacerlo y pondré todo mi empeño para hacerlo.

Ahora toca la siguiente pregunta: ¿Realmente tengo el tiempo necesario para entrenar un reto así? Y, sobre todo, en el tiempo que me queda, ¿podré lograrlo? El tiempo es el que es, y es igual para todos. ¿Por qué unas personas sacan más rendimiento al mismo número de horas? La respuesta a esta pregunta está en la atención, no en el número de horas. ¿Cuánta atención, calidad y calidez dedico a cada una de mis tareas? Con una atención alta, sacamos mayor rendimiento al tiempo.

Otra pregunta muy interesante para formularnos cuando nos planteamos un nuevo objetivo es si este es ecológico. Para mí la “ecología” del objetivo es algo muy importante. Pero, ¿a qué me refiero? Pues a cómo va a influir en mi entorno que yo me ponga a lograr este objetivo. Así que surge otra pregunta: ¿cuánto tiempo tengo que dejar de dedicar a otras cosas, a otras personas, a otras tareas, para lograr un objetivo así? El tiempo que tengo supone unas dos horas de entrenamiento diarias, y al menos durante las primeras semanas un nivel de cansancio más alto. Compartir mi objetivo con las personas que comparten mi día a día es importante, y fijar las expectativas que tengo con ellos y ellos conmigo forma parte de la ecología del objetivo. Y también forma parte de su éxito, no sólo para que nuestro entorno conozca nuestras prioridades, si no para involucrarles en ellas, que conozcan qué expectativas tenéis de ellas y que ellas os cuenten qué expectativas tienen de vosotros.

Cartel del Medio Ironman Cabo de Gata Nijar, en el que participará Pedro Fernández
Cartel del Medio Ironman Cabo de Gata Nijar, en el que participará Pedro Fernández

El objetivo

Al hablar sobre expectativas, no solo estaréis hablando de cuántos días de entrenamiento haréis, ni de horas, ni de como encajar el resto del día con esta nueva rutina. Hablaréis de qué responsabilidades tendréis sobre tareas compartidas, pero lo más importante, de qué esperas de las otras personas, si esperas su apoyo, su comprensión, los valores que compartiréis, etc.

Estas son las preguntas para mí más importantes a la hora de fijarme un objetivo, y os vale para cualquier ámbito de la vida: deporte, profesional, personal, etc. Para ayudaros, un objetivo ha de ser: MARTE: Medible, Asequible, Realizable, Temporalizado y Específico. Además de Ecológico.

Aunque me he decidido a comprometerme y comenzar el logro de este objetivo, he de deciros que muchos días aún me entra el “miedo”. ¿Lograré realmente hacer esas distancias? ¿seré capaz de estar haciendo un ejercicio continuado durante unas 6 horas, y sobre todo un ejercicio donde cada cierto tiempo el tipo de deporte cambia y por lo tanto el grupo muscular? Estás preguntas son totalmente normales, estoy saliendo de mi zona de confort y no son más que una herramienta que mi cerebro utiliza para “defenderse”, no le gusta lo desconocido. Por lo tanto, hace preguntas para que el resto de mi SER dude.

Para ayudarme en este momento, lo que hago es fraccionar ese objetivo, para que no parezca tan grande, y así me motive en mi día a día. Quizás no pueda nadar 1,9 kilómetros, salir y montar en bici 90 kilómetros y luego correr 21, pero sí hacer un entrenamiento de natación por la mañana de 1kilómetros y luego correr por la tarde 10. Y así poco a poco. No pienses de forma final, fracciona tu objetivo, ponte micro metas, así verás que vas cumpliendo pequeños objetivos que te llevan al objetivo final. Lograrás de esta manera una motivación más positiva, y por lo tanto más fuerza, porque de lo contrario generarás preocupaciones que merman las fuerzas físicas.

Bien, he compartido con vosotros la parte más operativa, ahora vamos a comentar la parte más humana del cumplimiento de los objetivos: los niveles de consciencia. Para cualquier reto que comenzamos en nuestra vida, hemos de comprender que como seres humanos, tenemos tres niveles de consciencia: Espiritual, Mental y Corporal, y que estos tres niveles han de estar conectados unidos entre sí. De lo contrario, tendremos incongruencias, no estaremos alineados con nosotros mismos. ¿Cómo influye esto en nuestro objetivos?

Los niveles de consciencia en el corredor
Los niveles de consciencia en el corredor

1-Consciencia Espiritual.

Es aquella que nos da sentido a lo que hacemos, nos da conciencia de nosotros mismos, y nos da el entendimiento, aumentando así nuestros niveles de percepción. Nos prepara para Pensar, Sentir y Actuar. Es aquella a la que acudiremos en aquellos días en los que no nos apetece entrenar, o hacer esa tarea más difícil y cotidiana pero realmente necesaria para el logro final. ¿Para qué entreno?, ¿qué me aporta? ¿qué aporta a los que me rodean? Cuando tu propósito y el propósito de tu objetivo coinciden, tienes el 90% conseguido. Si utilizamos la metáfora de un viaje, la consciencia espiritual es el mapa, es el trayecto.

2-Consciencia Mental

El cerebro es el gran desconocido, una vez que tenemos el sentido, el propósito identificado (inteligencia espiritual), el cerebro ha de utilizar todos sus recursos para lograrlo. Utilizando el mismo símil que antes, una vez que tenemos el mapa y el trayecto marcados, y hemos decidido ir en coche, la consciencia mental es el motor de ese coche. Cuanto más cuidado esté y mejor lo aprovechemos, mayor rendimiento le vamos a sacar. Ya hemos hablado de una herramienta muy potente: la visualización, pero también hay otras que podemos explorar: manejo de diálogo interno, adelantarnos a escenarios probables y con la visualización ir entrenándolos, el manejo del diálogo interno, la focalización de la atención, la neuroplasticidad, etc. Me parece muy importante ser conscientes de la mente en el mismo entrenamiento y en la competición; saber manejarla a nuestro favor será la diferencia entre un resultado u otro.

3-Consciencia corporal

Escucha tu cuerpo, hacer deporte siendo consciente de tu cuerpo es honrar tus propios límites. No fuerces los movimientos, no empujes, no tires: fluye. Percibir tu cuerpo en movimiento, darte cuenta de los movimientos sanos y los que no son, cómo se relacionan las diferentes partes, la postura natural a la hora de hacer un deporte provoca la optimización del sistema nervioso. Os recomiendo para estimular la conciencia corporal, que mantengáis vuestra atención en el aquí y el ahora. Si estáis entrenando y vuestro cuerpo os pide realizar otro nivel de entreno, o incluso parar, no lo dudéis, si no, no asumiréis el entrenamiento que estáis haciendo por mucho que lo tengáis claro a nivel espiritual y mental. Sé observador de ti mismo y de qué manera estás o no presente en tu cuerpo, las emociones están en nuestro cuerpo, por lo tanto, hay que aprender a escucharlo y a cuidarlo.

Ya os iré contando cómo resulta. El éxito es adaptar nuestros objetivos al día a día (sentido, propósito), porque si no tendremos un montón de disculpas para no hacerlo. Luego debemos ser conscientes de nuestros procesos mentales y corporales, Pensar, Sentir y Actuar. ¡Suerte con todos vuestro objetivos!

Pedro Fernández López. Desarrollo de Cualidades Humanas para el Alto Rendimiento Profesional.
www.desarrolloformidable.es

SOBRE EL AUTOR

Pedro Fernández López
Desarrollo de Cualidades Humanas para el Alto Rendimiento Profesional

www.desarrolloformidable.es



49.083

Tambien te puede interesar

¿Qué calzado debe llevar el corredor cuando no corre?
Rubén Sánchez-Gómez

Los corredores dedicamos mucho tiempo y dinero en buscar la zapatilla ideal para correr. Pero, si hacemos esto para tener siempre nuestros pies a punto cuando hacemos el gesto deportivo de correr, ¿por qué no dedicamos ese tiempo y dinero en buscar el calzado ideal para cuando no corremos? Nuestro podólogo Rubén Sánchez-Gómez nos cuenta cuál es.

Qué tipo de motivación debe tener un corredor en tiempos de coronavirus
Marisol Kassem García

La situación actual ha hecho que muchos hayan perdido la motivación para practicar deporte. En el caso del running, porque no tienen objetivos como carreras para planificar un entrenamiento. Además, han cambiado muchas cosas en nuestro entorno en medio de la pandemia. Hay que reformular las razones por las que corremos.

Cómo evitar y tratar los esguinces de tobillo
Fisioterapia Bando

En el anterior artículo sobre le tobillo hablamos de por qué se producen los esguinces. En esta ocasión os ofrecemos algunos consejos para intentar evitarlos y, en caso de no conseguirlo, os contamos cuál es el mejor tratamiento.

¿A los runners nos crecen los pies?
Rubén Sánchez-Gómez

Es bien sabido cómo correr ´modifica´ partes de nuestro cuerpo. Nos vuelve más atléticos, aumenta el porcentaje de fibra y reduce el de grasa. Pero ¿es posible que también haga que nos crezcan los pies? Nuestro podólogo de cabecera nos da las claves.

Las mas vistas

Ejercicios de fuerza resistencia para corredores (II)
Fernando Ortiz

¡No te olvides de ningún músculo! Te proponemos una serie de ejercicios básicos que complementan a los ejercicios de gimnasio más habituales. Estos también son primordiales para correr más, mejor y, sobre todo, con mayor seguridad.

5 alimentos que te salvarán en septiembre
Laura Jorge

Energía y mantener la línea. ¿Es lo que buscas? Queremos volver a la rutina, con nuestro día a día y nuestros entrenamientos, pero también queremos aligerar lo que hemos ganado en verano. Laura Jorge nos propone algunos alimentos cargados de energía pero que nos ayudarán a mantener la línea.

Preguntas y respuestas para runners (IV)
carreraspopulares.com

¿Cuánto tiempo tardas en recuperarte después de un entrenamiento fuerte? ¿Cómo evito la fatiga? ¿Qué pasa si tengo unos glúteos débiles? ¿Cuál es el mejor arroz para corredores? La respuesta a estas y otras preguntas para corredores, en nuestra nueva entrega de Preguntas y respuestas para runners.

¿Cómo recuperar los buenos hábitos tras el verano?
Laura Jorge

Los aperitivos, picoteos al sol y las cervecitas pasan factura. No están mal para una época, pero los buenos hábitos en la alimentación deben imponerse. Sigue unas pautas y, poco a poco, todo volverá a la normalidad.