Preparación mental antes del maratón: tu otro plan de entrenamiento

Por Pedro Fernández López para carreraspopulares.com - 18/03/2018

Hace poco leía en la web de un corredor (popular, aunque ya lleva unas cuantas maratones a sus espaldas) en la que decía que correr un maratón es muy fácil, si has hecho la preparación correcta”. Estoy muy de acuerdo con él. Cuando corremos un maratón, el día de la carrera intervienen varios factores -el descanso, la comida, la climatología, el estado emocional...- que a pesar de haber tenido una buena preparación pueden llevarte a un resultado poco esperado, aunque es minimizado claramente con un preparación adecuada.

Cada vez es más común llevar varios tipos de preparaciones: una preparación físicacon planes de entrenamiento; una nutricional con planes de comida, cantidades, peso, ingredientes; y otra mental y/o emocional. Cada vez más los planes de entrenamiento son muy similares entre los deportistas, y es un hecho ya comprobado que cada vez más la diferencia entre los deportistas es más pequeña. Esto tiene mucho que ver con cómo gestionan sus recursos mentales y emocionales para la superación de las carreras. Es decir, el alto rendimiento pasa por un entrenamiento físico, un estado de forma, una preparación nutricional, y una preparación mental y/o emocional. El caso que nos ocupa este mes va en relación a esta última: cómo puedo entrenar mi mente las semanas antes de un maratón.

Plan de entrenamiento mental

Antes de comenzar, dos premisas importantes.

Neurobiología de la percepción: según nuestro estado emocional, percibimos el entorno de forma distinta. El cerebro no distingue entre lo real y lo imaginario. Si yo visualizo o imagino, la ruta neuronal es igual a que si luego realizo lo que he imaginado. La preparación mental significa utilizar los recursos cerebrales a nuestro favor. ¿Cómo puedo hacerlo?

Visualización: La visualización es definida como el “simulacro por anticipación”. Consiste en crear mentalmente escenas, situaciones y/o experiencias en ausencia de estímulos externos. Es utilizar un recurso tan poderoso como la mente y la imaginación a nuestro favor. Piensa que casi siempre utilizamos la visualización a la hora de hacer nuestro deporte, o en las horas previas a una competición, donde empezamos a “ver” la carrera y a sentirnos emocionalmente distintos (unas veces en positivo y otras en negativo).

Mediante la visualización se conectan las mismas rutas neuronales que si estamos practicando realmente el deporte o viviendo esa experiencia. Michael Phelps es uno de los grandes defensores de la visualización. Desde que era pequeño visualizaba cada noche lo que llamaba “el vídeo de la forma de nadar perfecta”, que era la que quería conseguir al día siguiente. Al igual que tienes preparado un calendario para tu entrenamiento físico, prepara un tiempo para visualizar la carrera. Ten en cuenta que aparecerán varios momentos: del 0 al 15, la media maratón, hasta el kilómetro 30/32 y los últimos 10k. Para cada una de estas etapas la visualización será distinta. Automatizar estos momentos te ayudará mucho, en artículos pasado míos y de otros compañeros tenéis información más amplia sobre visualización, respiración, etc que os ayudarán a este entrenamiento. Un deportista de élite puede dedicar 20 minutos diarios a la visualización, y en momentos de pre competición pueden llegar a ser de hasta una hora.

Diálogo interno.

Manejar lo que te dices te ayudará en el logro de tu objetivo, ten preparadas frases, mantras, que te ayuden en las diferentes etapas o partes de un maratón: en la primera parte para tranquilizarte, poniendo el foco en tí; en otra, por ejemplo a partir del kilómetro 30, o si vives ese muro, que te ayuden a manejar ese diálogo, o sacar la atención fuera de tu cuerpo. Vete entrenado el lenguaje interno, sé consciente de él en los entrenamientos, y dirígelo a tu favor. Sé tu mejor aliado, no tu mayor enemigo.

SOBRE EL AUTOR

Pedro Fernández López
Desarrollo de Cualidades Humanas para el Alto Rendimiento Profesional

www.desarrolloformidable.es



Tambien te puede interesar

¿Nos lesionamos más en verano o en invierno?
carreraspopulares.com

El frío es bueno para un mejor rendimiento aeróbico y por tanto hará que tengamos mejores resultados. Pero ¿es mejor para las lesiones?

¡Cuidado! Señales peligrosas para el corredor
carreraspopulares.com

A veces el cuerpo y la mente nos envían señales de que algo no va como debería, y tenemos que realizar cambios para poder seguir con nuestra actividad runner. ¿Has sufrido alguna de estas señales?

Huye de las lesiones: cuestiones a evitar para no caer en ellas
Iñaki Sevillano

Pequeños gestos y hábitos que, si los evitamos, nos pueden ayudar a mantener las lesiones a raya.

¿Correr con asma? Si Rosa Mota pudo, tú también
carreraspopulares.com

Running y asma son una combinación delicada. No imposible, pero sí puede dar lugar a momentos incómodos. Aprende a hacer deporte con asma con estos consejos.

Las mas vistas

¿Qué tipo de ejercicio físico quema más grasas?
Natalia Olivares

Para perder peso necesitas quemar más calorías de las que consumes cada día. Pero ¿sabes de dónde vienen tus calorías y qué procesos implican una mayor quema de calorías? La nutricionista Natalia Olivares nos explica en este artículo qué ejercicios son más adecuados para quemar grasas de manera eficaz.

Ejercicios de core que no conocías
Raquel Landín

Quizás ya sabías que trabajar nuestro cinturón abdominal (core) es muy útil para aguantar erguidos y firmes cuando pasan los minutos de carrera. Quizás conocías la plancha y algunos otros ejercicios básicos, pero mira cuántas variantes te proponemos. Si los consigues hacer, tendrás unos abdominales de acero. Eso sí, ¡ves poco a poco!

Carreras nocturnas: después de correr, ¿hay que cenar?
May Luján

En verano hay muchas carreras nocturnas. Muchas de ellas acaban a horas intempestivas. Se te habrá pasado la hora de cenar cuando cruces la meta, pero ¿debes cenar algo aún así? ¿Cuáles son las pautas de alimentación correctas?

¿Cuántas carreras puedo correr al mes?
Luis Miguel del Baño

Ponerse un dorsal y participar en una carrera es algo genial. El ambiente y la emoción crean momentos únicos. Pero ojo, puedes correr en tantas carreras como quieras, pero con cabeza. No vayas a tope en todas, si no, puedes caer en un sobreentrenamiento o estancarte en tu progresión.