Crónica de una runner veraniega sin zapatillas

Por Marisol Galdón para carreraspopulares.com - 10/08/2018

Tan feliz que estaba yo con mi destino de vacaciones este año. Nuestro apartamento está enfrente justo de la playa, me levanto viendo amanecer. Ayer llegamos y el lugar, en el que no había estado nunca, me parece espectacular, ya le había echado el ojo a un pinar que tenemos cerca para irme a investigarlo. Por lo que pude ver en Google Maps, podría sacar un circuito de 8-9 kilómetros en el que diera la sombra y correr por terrenos de tierra, lo cual es bueno para mis rodillas.

También sé que tenemos un paseo marítimo de algo más de 3 kilómetros por el que, si me levanto temprano, puedo correr antes de que se llene de bañistas y gente paseando. Lo último que quiero es molestar mientras corro, o tener que andar esquivando gente. Hay algún rincón más que podía explorar, como un camino que lleva a otro pueblo, incluso a unas calas. No sería la primera vez que me llevo el bikini en el cinturón y me doy un baño entre carrera y carrera.

Pero, al llegar al apartamento y ponerme a deshacer la maleta... ¡Horror!

¡He olvidado echar las zapatillas en la maleta!

Creo que no me podía haber pasado nada peor. Estoy de muy mal humor, no sabéis la ilusión que tengo todos los veranos por mis carreras matutinas al lado del mar. Y de repente, descubrir que no puedo hacerlo, me ha puesto muy triste. Es como si me quitaran una parte de mis vacaciones.

¿Y ahora qué hago?

Como no puedo pasarme las vacaciones triste o enfadada, tengo que buscar una solución. ¿Cuáles son mis opciones? Podría salir a correr con las zapatillas de calle. Al fin y al cabo, tienen una buena suela, estoy acostumbrada a llevarlas y tampoco es que vaya a ritmos muy altos como para necesitar unas super zapatillas para correr. Pero me da miedo que me perjudique de alguna manera, porque seguro que con ellas piso de manera distinta, además de que no me sujetan tanto el pie como las de running.

También podría comprarme unas zapas nuevas. Al fin y al cabo, aunque las mías están casi nuevas, sé que tarde o temprano las tendré que cambiar. Tener unas segundas zapatillas no es una mala idea. Lo único, que el centro comercial más cercano está a más de media hora y a saber qué marcas o modelos tendrán. Irme hasta allí (y perder tiempo de playa), con la pereza que me dan los centros comerciales, para acabar comprando unas que no me vayan bien o no encontrar nada, me echa para atrás.

Otra opción es buscar ejercicios alternativos. ¿Y si hago caso a los entrenadores que hablan de entrenamiento cruzado? Podría nadar, aunque mi técnica no pasa del “estilo perrito”, así que no sé si contará como ejercicio. Otra opción sería alquilarme una bici y recorrer los mismos caminos que tenía pensado hacer corriendo. O pasarme por unos días a los ejercicios en la playa. Creo que podría hacer alguna sesión de sentadillas y ejercicios de fuerza que me vendrían muy bien.

¡Pero yo quiero correr! No sé qué haré, a ver si se me pasa el cabreo y me decido a probar algo, porque no quiero estar parada estos quince días. Lo que sí quería era escribir lo que me ha pasado para que te sirva de consejo a ti también: si quieres salir a correr estas vacaciones, ¡revisa bien tu maleta!

SOBRE EL AUTOR

Marisol Galdón



2.011

Tambien te puede interesar

Mejora tus descensos en la montaña
Javier Ullé

Alcanzar la cumbre es solo la mitad del éxito, las vistas son increíbles y has hecho un gran trabajo. Pero cuando tus pulsaciones comienzan a calmarse es momento de descender para completar el trabajo. Te damos unos consejos para que mejores tu técnica de bajada cuando corres en la montaña.

Etienne Gailly, el maratoniano que consiguió la gloria olímpica con una medalla de bronce
Luis Blanco

El 7 de agosto de 1948 Delfo Cabrera cruzó la meta en primer lugar en el maratón olímpico de Londres. Era el segundo argentino que conseguía esa gesta. Pero el atleta que se llevó más vítores y aplausos no fue Cabrera, sino un obstinado belga llamado Etienne Gailly, que a la postre se convertiría en el héroe del día. Esta es su historia.

Precauciones para evitar el coronavirus cuando quedas para correr
Borja Martínez

Correr es mucho más importante ahora, porque tener un cuerpo en forma y saludable es la mejor protección contra la Covid-19. Y el contagio al aire libres es mucho menos probable. Pero cuando lo corramos, sobre todo si lo vamos a hacer en grupo, no está de más que tomemos algunas precauciones, no sea que un despiste nos provoque el contagio y tengamos que estar encerrados una temporada.

Las ´carreras´ virtuales por fascículos
Ximo Salas

En tiempo de distanciamiento social no parece una mala idea hacer encuentros virtuales. Hay quien queda virtualmente, a través de una pantalla, para tomar algo, para charlar, incluso para cenar. Quedar virtualmente para correr es un poco más difícil.

Las mas vistas

Alimentos post-entrenamiento, ejemplos que te vendrán bien
Daniel Giménez

Tras un buen entrenamiento es importantísimo alimentarse bien. Daniel Giménez, dietista-nutricionista, nos explica el porqué y nos da unos cuantos sabrosísimos ejemplos que te vendrán bien tras el esfuerzo.

Hidratos de carbono, carbohidratos o glúcidos
Carolina Villalba

Los Hidratos de Carbono son la principal fuente de energía para todos los deportistas, de ahí su importancia. Deben aportar entre el 50 y 65% de la energía total del día. En este artículo de Carolina Villalba te contamos todo lo que debes saber sobre los HC.

Entrenamientos originales que (tal vez) no te hayas planteado
Chema Martínez Pastor

Planes de entrenamiento hay muchos, y todos tienen sesiones que nos aportan diferentes aspectos que mejorar. Pero hay veces que no nos motiva salir a correr o no tenemos plan. ¿Cómo hacer estos momentos menos monótonos?

MINIMALISMO (Cap. 3) La transición hacia el minimalismo (Cont.)
Julius W. Carrough

¿Quieres probar con el minimalismo? ¿Cómo se debe realizar la transición para llegar a correr con esta técnica? en este capítulo encontraras claves para realizar una transición con garantías.