Huye de las lesiones: cuestiones a evitar para no caer en ellas

Por Iñaki Sevillano para carreraspopulares.com

Las lesiones. Ese mal que todos queremos evitar a toda costa. Es ocasiones, nos lesionamos a causa de movimientos, posturas u otras cuestiones que no hemos podido evitar. Gestos o situaciones que nos han sobrevenido sin que nos diéramos cuenta y pensando que todo lo estábamos haciendo bien.

Sin embargo, existen otras situaciones en las que somos nosotros mismos los que nos estamos poniendo en riesgo al salir a correr de determinada manera o con ciertas imprudencias en nuestras actitudes. Esas situaciones, que también pueden derivar en lesión, sí que las podemos evitar. Así que, tomad nota de estos consejos que nos da Iñaki Sevillano, profesional de Eresa Clinic, sobre situaciones a evitar para esquivar las lesiones.

La falta de hidratación

Es algo muy importante que no deberíamos pasar por alto. Nuestro cuerpo pierde líquidos mientras corremos y, en el caso de que no los vayamos recuperando, tenemos el riesgo de sufrir una deshidratación. Esto nos pone en situación de poder padecer un golpe de calor, pero la falta de hidratación también nos puede provocar lesiones musculares y calambres.


El sobreentrenamiento

Es el origen de diversos tipos de lesiones. Lo debemos evitar a toda costa. Suele suceder cuando se intenta hacer demasiado en poco tiempo y superamos la capacidad de adaptación de nuestro cuerpo.


Correr con dolor.

Si estas cansado y sientes las piernas cargadas y molestas, modera tu entrenamiento. Si tienes dolor muscular o articular, lo mejor es que descanses. Aprende a distinguir el dolor del cansancio. ¿Cuántas veces has oído eso de que ´debemos escuchar a nuestro cuerpo´? Pues hazle caso cuando te envíe estas señales.


Entrenamientos duros y descanso

Es importante que evites entrenamientos duros dos días seguidos. Lo ideal es que en tu planificación puedas alternar entrenamientos duros con días de entrenamientos más suaves para no sobrecargar al músculo.

La cinta

Evita correr en la cinta del gimnasio. No reproduce el gesto natural de carrera y aumenta el impacto.


La obsesión

Es otra fuente de lesiones, la obsesión por lograr resultados que nos hace ir más rápido de lo que debemos y saltarnos pasos. No te obsesiones. Los resultados irán llegando, pero tienes que tener paciencia y ser constante. Si no, puede que vayas desorientado y castigues a tu cuerpo de manera innecesaria.

SOBRE EL AUTOR

Iñaki Sevillano
Preparador físico y entrenador personal de Eresa Clinic

www.eresaclinic.com


6.177

Articulos relacionados

Entrenamientos Cómo no odiar entrenar en verano
Salud 8 consejos para una temporada sin lesiones
Entrenamientos Los consejos imprescindibles para tu primer maratón

También te puede interesar

Salud Prueba de esfuerzo
Salud Tres de cada cuatro corredores padecerán arritmias

Las más vistas

Entrenamientos ¿Cuándo fracasa un deportista amateur?
Salud Prueba de esfuerzo