Ekiden, el arte de pasarse el tasuki

Por Carlos Domingo para carreraspopulares.com - 14/05/2017

Para los románticos de contar historias el mundo de las carreras a pie es una fuente inagotable de temas. Es de sobra conocido que la prueba de Maratón conmemora aquella carrera de Filípides cargado con su armadura para avisar de las últimas novedades ocurridas en el frente en la batalla que da nombre a esta distancia. La distancia actual no se corresponde con la que separa Maratón y Atenas y tampoco fue registrada por los antiguos griegos, ahí tendríamos otra historia que llega hasta nuestros días. Y ahora hablaremos del Ekiden...

A grosso modo la palabra en sí es la unión de ‘estación’ y ‘transmitir’. Ahí tenemos la pista sobre cómo surgió. A principios del siglo XX ya teníamos funcionando los Juegos Olímpicos de la era moderna, de hecho en 1917 ya se había disputado la edición inaugural de Atenas que tuvo lugar en 1896, la segunda en París en 1900 y las siguientes de San Luis en 1904, Londres en 1908 y la quinta edición en Estocolmo en 1912. El olimpismo iba tomando forma y el deporte se estaba colando cada vez más en el pueblo.

Fue entonces cuando en 1917 el diario YomiuriShimbun propuso organizar una carrera para conmemorar el cambio de capitalidad del país. Kioto fue capital de Japón desde el año 794 hasta 1868 cuando el emperador Meiji decidió trasladar la sede de la corte a Tokio. Los 50 años de cambio capitalino bien valían una carrera especial. Así se empezó con el debate de ver cómo recorrer a pie los 508 kilómetros que separan ambas ciudades.

Pasando la bandera
Tras barajar varias ideas se optó por la tarea conjunta. Varios corredores y una sola carrera. Así fue como en abril de 1917 se disputó el primer Ekiden. Sin ser competitivo abrió la puerta a una nueva prueba sin saberlo. Los participantes se fueron pasando una bandera de ferroviario (transmitir) de corredor en corredor conforme iban completando los kilómetros previstos para cada uno de ellos. Estos cambios se hicieron en las diferentes paradas que unían las mencionadas Kioto y Tokio (estaciones) por la línea de ferrocarril que unía ambas ciudades.

Este fue el germen de una prueba que aúna a día de hoy competición, compañerismo, trabajo en equipo y compromiso por un único objetivo. Japón siguió –y sigue- sumando ediciones, el resto del mundo se sumó a esta idea y ciudades como Rotterdam, Bruselas, o el más multitudinario en España que es sin duda Valencia, ya cuentan con una prueba de estas características.

De hecho la Federación Internacional (IAAF) recogió el guante y, como es pertinente en estos casos, decidió unificar criterios. El Ekiden en sí no define ninguna distancia concreta como sí ocurre con el Maratón, Ekiden es un estilo de competición de transmitir el testigo de un compañero a otro, pero como cualquier competición necesita ser reglada. Estas normas hacen que una prueba sea homologada y por tanto sus marcas sirvan para subir o bajar en un ranking nacional e internacional. Así la IAAF aprobó que para que una prueba de este estilo sea válida para ser subida a un ranking oficial debe sumar en su conjunto 42 kilómetros con 195 metros divididos en seis postas de 5, 10, 5, 10, 5 y 7,195 kilómetros. Masculinos, femeninos o mixtos, tres opciones que hacen que la igualdad en este sentido sea máxima como ocurre en cualquier prueba atlética.

Un tasuki que une al grupo
¿Y qué se transmiten? En las pruebas de pista, los relevos de siempre, lo que se transfiere es un testigo en forma de cilindro hueco. Ese testigo pasa de mano en mano desde el atleta que arranca en los tacos de salida hasta el cuarto participante que cruza la línea de meta. En el caso del Ekiden es algo similar pero sin necesidad de agarrar objeto alguno. En este caso se transfiere una banda que cada corredor se coloca cruzada en el cuerpo de hombro a cadera contraria y que le acompaña durante los kilómetros que a cada cual le toque recorrer. Esta banda recibe el nombre de tasuki y es el elemento que nunca debe faltar en todo Ekiden que se precie.

SOBRE EL AUTOR


6.465

Tambien te puede interesar

Si alguien ha contraído el coronavirus, ¿debería hacer ejercicio?
Francisco Gilo

Si se experimentan los síntomas del COVI-19, como fiebre, tos seca e imposibilidad de respirar, se debería primero llamar a las autoridades sanitarias para alertar del caso y seguir las recomendaciones

La Volta a Peu Caixa Popular anima a los corredores a participar en el movimiento #AmbTuVaComençarTot
SD Correcaminos

La organización ha creado un vídeo donde atletas valencianos animan a los corredores a colgar sus recuerdos en redes conmemorando la fecha inicial cancelada

¿Es mejor que esperemos a volver a los gimnasios?
Francisco Gilo

La vuelta a los gimnasios no es inminente y por supuesto, no será como la situación que dejamos cuando nos confinaron. Habrá muchas restricciones por las medidas de seguridad y el distanciamiento social.

Las mas vistas

¿Pie pronador o supinador?
Carlos Blasco García

Vamos a hablar de los pies supinadores y pronadores, y clarificaremos si este aspecto se debe tener en cuenta a la hora de comprar un calzado para practicar atletismo, o simplemente para realizar unas plantillas.

La mejor alimentación para hacer deporte
Carolina Villalba

Para bajar de peso es importante controlar la alimentación y hacer ejercicio. Si ya has comenzado con el ejercicio o llevas años haciéndolo; sólo debes mejorar tu alimentación. La nutricionista Carolina Villalba nos explica cuáles son los alimentos que debemos tomar y los que debemos evitar si somos deportistas.

Zapatillas mixtas: qué son y por qué deberías planteártelas
Adolfo Bello

Elegir unas zapatillas nuevas para correr siempre nos hace dudar... ¿Las compramos iguales que las anteriores? ¿O elegimos un modelo más ligero para poder correr un poco más rápido? En cambio, si las necesitamos para larga distancia hay que prestar atención a la amortiguación. ¿Son las zapatillas mixtas una buena solución?

Las series, ¿quieres saber más sobre ellas?
Eugenio Olmos

Ves cómo muchos corredores las hacen, pero no sabes qué aportan. Eugenio Olmos nos hace una aproximación a las series. Su enseñanza es clara. Si no haces series, no mejorarás.