Fatiga tisular: ¿por qué debes fortalecer tus tobillos?

Por Rubén Sánchez-Gómez para carreraspopulares.com

Parte del éxito que ha popularizado tan recientemente el running se debe a que es un deporte que parece que cualquiera puede practicar, bajo cualquier circunstancia y en casi cualquier sitio.
Esto es parcialmente cierto, si tenemos en cuenta que todo el mundo puede calzarse unas zapatillas deportivas y echarse a la calle a correr, incluso cuando estamos de viaje o entre nuestras horas de trabajo.

Sin embargo, conforme cumplimos años nuestro cuerpo se hace menos flexible, más débil y más vulnerable a la fatiga. Dentro del concepto comúnmente conocido por todos como fatiga, que es el que se refiere al "cansancio físico" que aparece tras hacer el ejercicio, hay que destacar una parte menos conocida de dicho concepto que es el de fatiga tisular. Como cualquier tejido presente en la naturaleza, cuando una materia es sometida a una fuerza externa, ésta generará un efecto en ella. Este efecto, repetido de manera constante durante un tiempo, producirá su debilitamiento. Tras esta breve introducción de biomecánica tisular, podremos entender ya por qué es importante fortalecer nuestros tobillos para correr.

Con la edad, nuestros ligamentos tenderán a debilitarse y el gesto deportivo de correr, que con 18 o 20 años no supone ningún esfuerzo a dichos ligamentos, con 35 o 40 ya puede representar una demanda física en ellos que irá incrementando conforme nos hagamos más viejos, por la involución propia de la edad. Además, al igual que los ligamentos, la fuerza muscular que sujeta al tobillo también disminuirá, así como la del resto del aparato locomotor, que armoniza el movimiento global de correr.

Una articulación de tobillo con músculos más débiles, con ligamentos menos flexibles, menos hidratados y menos aptos para percibir y sobreponerse a los desequilibrios que cualquier terreno induce en los pies será una articulación idónea para tener esguinces.

Por lo tanto, los ejercicios de propiocepción y potenciación de tobillo serán los indicados, así como los de fortalecimiento muscular del miembro inferior, para tener una buena salud biomecánica del corredor.

SOBRE EL AUTOR

Rubén Sánchez-Gómez
Equipo Pododinamica
Expertos en Biomecánica

www.pododinamica.es


6.049

Articulos relacionados

Salud El frío y el corredor
Salud Decálogo para conseguir nuestros objetivos runner
Reportajes Preguntas y respuestas para runners (IV)

También te puede interesar

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud ¿Puedo prevenir las lesiones? ¡Sí, se puede!

Las más vistas

Salud ¿Dolor en el glúteo? Síndrome del piramidal o falsa ciática.
Salud ¿Puedo prevenir las lesiones? ¡Sí, se puede!