Guía del corredor novato: el GPS no te entrena

Por Mario Trota para carreraspopulares.com - 31/03/2019
El GPS no es tu entrenador, es sólo una guía
El GPS no es tu entrenador, es sólo una guía

El GPS no es tu entrenador. Seguro que, si ya llevas un tiempo corriendo y has participado en alguna carrera, sigues algún plan de entrenamiento para cumplir tu próximo objetivo. Además, posiblemente ya habrás dado el paso que todos damos y te has comprado un reloj con pulsómetro y sistema GPS. Ese ‘gadget’ que te permite medir el ritmo al que vas o programar tus entrenamientos. Ese aparato al que a veces haces más caso que al entrenador. Y eso es un peligro.

Porque, como seguramente sabes, el dispositivo GPS, y más el que se vende para el uso que nosotros le damos, no es infalible. Tiene un margen de error. Sí, lo sabes, porque lo habrás leído o te lo habrán contado, ¿verdad? A pesar de ello, seguro que te empeñas en intentar hacer la sesión de entrenamiento a los ritmos exactos que tienen en tu plan.

Tengas entrenador o sigas un plan descargado de una web (lo ideal es tener siempre a un profesional guiándote aunque sea de manera virtual), debes ser consciente de que los tiempos, los ritmos y las distancias son aproximados.

Me explico. Si en el plan del martes, por ejemplo, dice que tienes que hacer series de 1.000 metros a 4:50 minutos por kilómetro y haces el entrenamiento en tu parque habitual, lo normales que midas la distancia y calcules el ritmo con tu GPS de muñeca. Lo lógico es que cada vez el dispositivo te marque el fin de los 1.000 metros en un lugar distingo, metro arriba metro abajo. Además, el ritmo puede diferir en cada serie y lo normal es que pocas veces marques el exacto que dicta el plan, suele diferir unos segundos. Te voy a decir algo que seguro que te resistes a asumir: NO PASA NADA.

Es mejor no obsesionarse con los ritmos que marca tu reloj GPS
Es mejor no obsesionarse con los ritmos que marca tu reloj GPS

Alejar la obsesión

¿Por qué? Como te he dicho, el GPS no es exacto y es posible que, aunque te marque que has hecho la serie de 1.000 metros (o 1.010) a un ritmo de 4:55 minutos por kilómetro, la realidad sea otra. Así que no te tortures si has hecho el entrenamiento más lento por apenas unos segundos, porque es posible que incluso lo hayas hecho algo más rápido.

La única posibilidad de hacer las series exactas (o casi) es hacerlas en una pista de atletismo o en un lugar bien medido. Y medir el tiempo con un cronómetro. Pero podemos ir un poco más allá: incluso aunque hagas el entrenamiento así, si no lo haces exacto y el desfase es de apenas unos segundos, TAMPOCO PASA NADA. Muy a menudo me encuentro con amigos que se lamentan por hacer las series, o el rodaje en progresión, o el ritmo controlado, un poco más lentos (normalmente no les molesta hacerlo más rápido, cuando probablemente es peor). Pero cualquier entrenador te dirá que lo importante es hacer el entrenamiento de forma regular y que entre las series, por ejemplo, no haya grandes variaciones.

Y es lógico, porque, ¿de verdad crees que hacer las series de 1.000 metros EXACTAMENTE a 4:50 va a hacer que corras tu medio maratón en un tiempo EXACTO? Cuando se marca un ritmo objetivo en un entrenamiento lo que hace que mejores tu rendimiento (y esto es de sentido común) no se va a resentir porque te hayas alejado unos segundos o unos metros del tiempo marcado.

La conclusión, de todas formas, es mucho más sencilla. No te obsesiones. No mires tanto tu reloj. Haz caso a tu entrenador y disfruta de cualquier entrenamiento que hagas. Seguro que así llegarás mucho más relajado y motivado a la carrera.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular


ARTÍCULOS RELACIONADOS

POR MIGUEL ÁNGEL RUIZ Y BORJA PÉREZ


POR CARRERASPOPULARES.COM




2.260

Tambien te puede interesar

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Y a ti, ¿qué te inspira para correr?
Mario Trota

Los que consideramos que correr es una parte importante de nuestras vidas, además de motivación, nos sentimos inspirados para correr. Son muchas cosas las que nos inspiran. Un atardecer, una canción, un camino o una persona.

La calurosa y penosa maratón olímpica de 1900
Luis Blanco

Los primeros maratones olímpicos han pasado a la historia no solo por su carácter pionero, sino también por su extrema dureza. El de París, en 1900, se corrió a temperaturas cercanas a los 40 grados por un recorrido duro y mal marcado. Solo llegaron a la meta siete corredores.

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

Las mas vistas

Cruzar la meta del Maratón corriendo de lado, ¿cómo lo logró?
carreraspopulares.com

Federico Bruno hizo los últimos 7 kilómetros del Maratón corriendo de lado. Los calambres le atenazaron las piernas. ¿Por qué consiguió acabar de esa manera?

¿Cómo te afectan las temperaturas extremas?
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Calor extremo o frío intenso: tu cuerpo se resiente. Cuando las temperaturas son muy altas o muy bajas, el rendimiento deportivo no es el mismo. Aún así, podemos adaptar nuestro cuerpo y tratar de buscar la mejor manera de rendir en estas condiciones.

Las mejores ensaladas para runners
Laura Jorge

Las ensaladas son el plato estrella de muchos runners. Más aún cuando llega el verano. Descubre las sugerencias que te hace nuestra nutricionista Laura Jorge y disfruta aún más de tus frutas y verduras.

Tres sencillos ejercicios de fuerza: ¡ya no hay excusas!
Rubén Gadea

El verano es una época ideal para hacer nuestros entrenamientos de fuerza. No hace falta maquinaria especial, ni siquiera mucho tiempo. ¡Introduce estos ejercicios en tu rutina y verás!