Consejos para que tus zapatos de diario no te torturen

Por Rubén Sánchez-Gómez para carreraspopulares.com - 11/05/2018

La salud de nuestros pies depende de diversos factores, que podríamos englobar fundamentalmente en dos grupos: los factores intrínsecos y los extrínsecos. Los primeros son todos aquellos relacionados con la propia estructura anatómica del pie que nos vienen determinados de manera genética, tales como la forma y estructura ósea, la fuerza muscular, la laxitud ligamentosa, la forma de nuestras uñas o el grado de sequedad de nuestra piel. Los segundos atañen a todos aquellos factores medioambientales externos que influyen de alguna u otra manera en los primeros, tales como la actividad laboral, el terreno sobre el que pisamos, o el calzado.

Por lo tanto, el primer consejo y quizá el “gold standard” de los demás, para que nuestros zapatos no nos torturen es saber el tipo de pie que tenemos, para que un profesional nos aconseje acerca de los tipos de zapatos que más o menos nos pueden convenir. Por ejemplo, en nuestra clínica hemos desarrollado un conjunto de mediciones y cálculos biomecánicos que nos ayudan a saber cuánta altura de tacón máxima es capaz de admitir el pie de una paciente sin que este llegue a ser excesivamente patológico para sus articulaciones y prevenir así la aparición del juanete.

Otros consejos útiles para la elección de un buen calzado son:

- Tamaño del zapato ajustado a la longitud del pie, que se mide con la persona de pie y teniendo en cuenta el dedo más largo (no el dedo gordo, como de costumbre se hace).

- Horma del antepié ajustada al ancho del pie del paciente, respetando el espacio y el volumen del pie del paciente dentro del calzado. Por cada centímetro que tenga de menos el zapato, será un centímetro que nuestros dedos se van a comprimir entre sí.

- Suela flexible pero indeformable, de un material tipo goma o caucho-goma, con un grosor no menor a 1cm. De esta forma, sirve para amortiguar la pisada y propulsar el despegue, con la puntera elevada al menos 5mm del suelo.

- Sistemas de sujeción tipo cordón o similar, para que el zapato no nos "chancleé" al andar, motivo de muchas patologías digitales futuras. Evitar en la medida de lo posible las sandalias, bailarinas o mocasines.

Existen otras recomendaciones más acordes con el calzado deportivo, dependiendo de la modalidad, y con el calzado de mujer, pero será cuestión de otras publicaciones.

SOBRE EL AUTOR

Rubén Sánchez-Gómez
Equipo Pododinamica
Expertos en Biomecánica

www.pododinamica.es


ARTÍCULOS RELACIONADOS
POR CARLOS BLASCO GARCÍA


POR CARRERASPOPULARES.COM


POR PABLO MARTÍN



2.299

Tambien te puede interesar

La diarrea en el corredor
Francisco Gilo

En los deportes de larga duración y gran desgaste físico, tales como el ciclismo, la maratón o el triatlón, entre otros, en los que es imprescindible que durante la actividad haya un aprovisionamiento y una adecuada ingesta de líquidos, es frecuente la aparición de molestias digestivas, entre ellas, la diarrea osmótica.

Cómo cuidar los pies del corredor en verano
Rubén Sánchez-Gómez

En verano reducimos nuestras horas de entrenamiento y nuestros pies se ven sometidos a rutinas diferentes a las de resto del año: otro tipo de calzado, exposición al sol y altas temperaturas. Aquí van algunas recomendaciones del podólogo para cuidar nuestros pies en verano.

Caminar rápido minimiza el deterioro cardiovascular
Francisco Gilo

Caminar a buen paso, o, como se llama ahora, hacer power walking, aumenta la capacidad cardiorrespiratoria, disminuye o mejora la tensión arterial y el riesgo de enfermedades coronarias

Correr con más de 50 años (I): los cambios fisiológicos
María Jesús Núñez

Correr aporta beneficios a cualquier edad. Aunque nuestro cuerpo no es el mismo cuando nuestra edad avanza. Estos son algunos de los cambios fisiológicos que sufrimos cuando hemos cumplido ya más de 50 años y que pueden afectar a nuestra actividad deportiva.

Las mas vistas

Todo lo que el corredor debe saber sobre el azúcar
Leticia Garnica

De un tiempo a esta parte se habla mucho sobre el riesgo para la salud que puede ser consumir una elevada cantidad de azúcar en la dieta, tanto para un corredor como para una persona que no lo es. Pero en términos de nutrición, hay que coger todo con pinzas. La nutricionista Leticia Garnica nos da más detalles en este artículo.

Lesiones comunes: síndrome de la cintilla iliotibial
Ramón Punzano

Es una lesión muy común en los corredores. Cuando aparece un pinchazo en la cara exterior de la rodilla, saltan las alarmas. Ramón Punzano, fisioterapeuta y osteópata, nos disecciona sus causas y soluciones.

Consejos para correr por la playa
Marta Fernández de Castro

¿Tienes una playa cerca? Pues entonces tienes una muy buena sesión de entrenamiento. No solo para correr, sino para hacer técnica o potenciar algo tu fuerza, te vendrá bien la arena. Eso sí, ten algunas precauciones para que todo vaya bien.

Ejercicios con Kettlebell para corredores
Miguel Ángel Ruiz y Borja Pérez

Son una pequeña revolución. Las Kettlebell se han convertido en el complemento ideal para el entrenamiento de fuerza de muchos corredores. Trabajarás el core, cuádriceps o isquiotibiales de una manera diferente. ¡Ponte a tope con ellas!