Guía del corredor novato: algo de jerga que nos define

Por Mario Trota para carreraspopulares.com
Hay términos que definen cómo nos comportamos los corredores
Hay términos que definen cómo nos comportamos los corredores

El mundo de los corredores tiene su propio lenguaje. Hablamos un mismo idioma, pero sin necesidad de pronunciar palabras. Estamos conectados por el movimiento y por lo que significa para todos nosotros correr. Pero también hay jerga, términos específicos, que usamos en el día a día y cuyo significado no entienden todos. Sobre todo los recién llegados.

Vamos a repasar algunos. Son decenas, muchos ya muy explicados y conocidos. Pero estos que he escogido nos sirven además de excusa para contar algunas cosas interesantes sobre cómo somos los corredores populares.

Calentar

Es algo necesario cuando vamos a entrenar o una carrera. Y a veces se nos olvida. Parece que sólo nos interesa la parte intensa de la sesión de entrenamiento o lo que pasa en una carrera desde que dan el disparo de salida.

Pero antes de ello tenemos que poner nuestros músculos a punto, darles algo de movimiento y de ‘calor’. Es la manera de estar activos y evitar lesiones. Hay que empezar de forma progresiva. Como en este deporte. No puedes pretender correr 10 kilómetros seguidos el primer día.

MMP

Son las siglas de Mejor Marca Personal. Algo que mueve a una parte importante de los corredores. Cuando empezamos solo queremos mejorar un poco cada día. Hacer un kilómetro más. O hacer el mismo recorrido un poco más rápido.

Cuando participamos en una carrera por primera vez nos probamos y establecemos un tiempo en meta, una marca. Superar esa marca se convierte en un objetivo que nos motiva y nos ayuda a entrenar. No es nada malo buscar una Mejor Marca Personal en una distancia o una carrera en concreto. Lo malo es obsesionarse con ello.

En las carreras podemos sentir el conocido como efecto dorsal
En las carreras podemos sentir el conocido como efecto dorsal

Efecto dorsal

Te podemos explicar qué es, pero no lo entenderás hasta el primer día que te pongas un dorsal en el pecho y participes en una carrera. Se puede definir como esa motivación extra, ese impulso, ese empujón psicológico que vives el día que participas en una carrera. Por extraño que parezca, si vas bien preparado y centrado, ese día corres más rápido y mejor que en cualquier entrenamiento.

No vamos a entrar en explicaciones muy científicas (yo no soy un experto en esa materia). Pero supongo que tiene que ver con la adrenalina y el estado de alerta que experimenta tu cuerpo por todos los estímulos que tiene alrededor: otros corredores que se sienten como tú, la salida en “estampida”, la motivación colectiva o el ambiente de ilusión y alegría que se respira.

´Petar´

En nuestro deporte se usa para definir el momento en que tu cuerpo va al límite y no puede mantener un ritmo que has establecido. Entonces dice “basta” y la fatiga te obliga a frenar en seco o a reducir de forma considerable tu velocidad.

También tiene su explicación técnica y sus motivos fisiológicos están bien definidos, pero no es lo que nos importa aquí. Lo que nos interesa realmente es que si ‘petas’ es porque la estrategia de la carrera o el entrenamiento no era la adecuada. Has ido más rápido de lo que debías.

No te preocupes, le pasa a los más experimentados y a muchos atletas de élite. Pero hay que aprenderlo desde el primer momento que empezamos a correr. De nuevo volvemos a lo de comenzar poco a poco. Si intentas progresar demasiado rápido, posiblemente ‘petarás’ y no querrás seguir corriendo.

´Finisher´

Un término muy conocido y manido. Pero que da sentido a la filosofía de vida de muchos corredores. Cruzar la meta de una carrera es el objetivo por excelencia de la mayoría de los que practicamos este deporte, aunque sea de manera popular.

No vamos a entrar en detalles de lo que significa, porque ya escribí un artículo completo sobre ello. Pero quería traerlo a este porque es algo que nos define y muchas veces nos genera la motivación necesaria para salir a correr ese día que la pereza nos quiere dejar anclados en el sofá.

´Descalentar´

Es lo contrario a lo que hacemos antes de una carrera o un entrenamiento con una sesión ‘intensa’ de series, cambios de ritmo o fuerza. Después de haber exigido el máximo a nuestro cuerpo, tenemos que volver poco a poco a la calma. No es bueno parar de golpe. Lo ideal es correr de forma suave y lenta durante unos minutos antes de estirar y dar por terminada la actividad.

Es, además, un buen momento para reflexionar y repasar lo que hemos hecho, sobre todo en una carrera. Nunca está de más hacer balance, porque nos ayudará a seguir adelante y a mejorar, si es eso lo que queremos, la próxima vez. Pero, pensando más a lo grande, es ideal para sentir y asimilar todo lo que correr nos aporta.

SOBRE EL AUTOR

Mario Trota
Corredor popular


1.969

Articulos relacionados

Entrenamientos Entrena lento para correr rápido
Reportajes El coleccionista de lesiones
Reportajes Networking en zapatillas

También te puede interesar

Reportajes Cómo funciona el chip de una carrera
Reportajes El corredor cervecero

Las más vistas

Nutrición Frutos secos: los mejores para el corredor
Reportajes La sufrida vuelta al cole del corredor