Métodos de entrenamiento de la resistencia (V)

Por David Calle para carreraspopulares.com - 20/07/2018

Toca ahora hablar de los métodos de entrenamiento interválicos corto y muy corto. En ambos casos hay que destacar que, siendo intervalos de trabajo en los que en las primeras repeticiones la frecuencia cardíaca (FC) no llega a niveles muy altos por su corta duración, es mejor guiarse por el ritmo de carrera (% de VAM)o tiempo de cada intervalo y no por la propia FC o el umbral anaeróbico (UAn).

El método interválico intensivo corto pone el acento en los mecanismos aeróbicos para tolerar cierta acumulación de ácido láctico en períodos prolongados y en la capacidad anaeróbica láctica. También permite correr al 100% de nuestra VAM o incluso por encima, incidiendo positivamente en nuestro nivel de VO2 max. Dicho rápidamente, el ácido láctico es algo así como un residuo metabólico que se acumula en los músculos y en la sangre cuando los esfuerzos se realizan con déficit de oxígeno, en actividades de alta intensidad; esa acumulación sólo permite mantener tal intensidad durante unos pocos minutos, y es la responsable de la aparición de la fatiga y el agarrotamiento muscular. Dado que las recuperaciones son incompletas (recordemos que esta es una característica de los métodos interválicos), la intensidad aquí no puede ser excesivamente alta, porque si no, no podremos realizar el suficiente número de intervalos para un entrenamiento idóneo. De ahí que, aunque haya cierta acumulación de ácido láctico, ésta no llegue a niveles muy elevados.

En el entrenamiento interválico corto las fracciones son superiores a los 15" pero inferiores al minuto, a una intensidad tal que permita realizar todas a ritmo similar, al máximo que se pueda. Una regla que puede usarse es tomar nuestro tiempo en la distancia de una fracción (por ejemplo, 200m) a ritmo máximo y realizada sólo una vez, estando descansado. Algo así como hacer nuestra marca personal en 200m. A partir de ahí, las fracciones, dependiendo de series y repeticiones, podrían estar en un ritmo en torno al 81-86% de esa marca.

El número de series y repeticiones dependerá del nivel del corredor y del momento de la temporada. Entre 1 y 3 series de 8 a 12 repeticiones cada una es lo ideal. Evidentemente, si hacemos una única serie podremos realizar 12 repeticiones, pero si hacemos dos o tres, realizar 12 repeticiones en cada una sería sólo recomendable para corredores de alto nivel. Las recuperaciones entre intervalos de trabajo se situarán entre 1 y 2 minutos, y, si se hace más de una serie, la recuperación entre éstas oscilará entre 3 y 5 minutos.

Por otro lado, el método interválico intensivo muy corto incide en el mecanismo anaeróbico aláctico. Se trata de fracciones de esfuerzo tan cortas e intensas que se realizan en ausencia de oxígeno y no hay acumulación de ácido láctico (entre 8 y 15 segundos aproximadamente). La fatiga aparece por depleción de los depósitos de fosfocreatina, el sustrato utilizado por el organismo para esfuerzos muy breves y muy intensos. Para la reposición de los depósitos de fosfocreatina se necesita tiempo, por tanto las recuperaciones pueden llegar a durar hasta 8 veces más que el tiempo invertido en la fracción de esfuerzo. Se pueden efectuar entre 2 y 4 series de entre 6 y 16 repeticiones cada una, con recuperaciones de entre 1 y 2 minutos entre intervalos y de entre 3 y 5 minutos entre series.

No obstante, para un corredor popular, que no se va a jugar la medalla de oro en unos JJOO o un mundial tras un 5000 o un 10000 al sprint, no es necesario el entrenamiento interválico intensivo muy corto porque los beneficios son pequeños frente a la inversión de tiempo y desgaste físico. Un corredor de fondo básicamente debe poseer la capacidad de correr lo más rápido posible durante un tiempo prolongado, y este tipo de entrenamiento no trabaja esta cualidad. Existen alternativas en entrenamientos de potencia como los multisaltos o las repeticiones en cuesta.

En próximos artículos se abordarán los entrenamientos por repeticiones, aquellos que se realizan con recuperaciones completas.

SOBRE EL AUTOR

David Calle
entrenador de corredores en RunningDC, Madrid Sur

www.runningdc.es



Tambien te puede interesar

El vacío tras el Maratón: ¿cómo preparar nuevos retos?
Rubén Gadea

Has superado un maratón, pero, ¿y después qué? Para preparar nuevos retos debes estar centrado y descansado. Sigue estos consejos de Rubén Gadea.

Series, fartlek, cuestas: entrenamientos que también debes hacer
carreraspopulares.com

Para los principiantes: correr no solo es correr. Se puede hacer más divertido y además evolucionar. No solo salgas a correr, haz series, introduce fartleks y entrena cuestas.

Los objetivos del calentamiento, con Pablo Villalobos
carreraspopulares.com

El calentamiento es una de las partes más importantes del entrenamiento. Y hay que hacerlo siempre. Así de claro se muestra el atleta y entrenador Pablo Villalobos. Él nos va da algunas claves.

Ejercicios Incorrectos
Francisco Gilo

Ejercicios desaconsejados para el Raquis Dorso-lumbar

Las mas vistas

¿Cómo almacenamos la energía en el cuerpo?
Carolina Villalba

¿Sabes que es el glucógeno? Es una forma de almacenar la energía en el cuerpo. Esos depósitos están en el hígado y en el músculo, pero la cantidad depende de la masa muscular que se tenga y de la alimentación que se siga. Carolina Villalba nos lo cuenta en este artículo.

¿Dormir bien antes de un maratón? ¡Aprende cómo!
carreraspopulares.com

Son algunas de las horas más tensas que vivirás como corredor. Pero, que no te traicionen los nervios. Los días, y los momentos previos a los 42k, trata de dormir lo mejor que puedas. Te damos unos consejos.

El consumo máximo de oxígeno (VO2máx)
David Calle

Lo habrás oído mil veces, pero si aún no sabes lo que es y, sobre todo, las implicaciones que tiene en nuestro rendimiento, David Calle te responde a las dudas sobre el consumo máximo de oxígeno en deportistas.

¿Cómo cuidar tu cuerpo tras un maratón?
Ramón Punzano

Acabarás tan cansado que solo pensarás en tumbarte en el sofá. Si tienes en cuenta unas cuantas pautas tras correr un maratón, tu cuerpo lo tendrá mucho más fácil. Sigue estos consejos que nos trae Ramón Punzano.