¿Se puede fortalecer la musculatura del pie?

Por Rubén Sánchez-Gómez para carreraspopulares.com

En el pie hay 28 huesos y 136 articulaciones que interaccionan entre sí con multitud de músculos, ligamentos y tendones, en perfecta armonía biomecánica; es la parte del cuerpo, junto con el oído, que mayor número de músculos y ligamentos existen en tan poco espacio.

Pero, al igual que acudimos al gimnasio para fortalecer nuestros brazos o piernas, que contienen músculos más “grandes y visibles”, en el pie también existen tal y como hemos comentado, y aunque sean más pequeños, también pueden fortalecerse.

¿Cómo fortalecer la musculatura del pie?

Para fortalecer la musculatura de la planta del pie, en el área de fisioterapia y osteopatía de Pododinámica hemos desarrollado un conjunto de ejercicios destinados al fortalecimiento sectorial del pie de nuestros pacientes, y en concreto lo hemos dividido en grupo muscular de flexores cortos y largos, grupo muscular de extensores, cortos y largos, musculatura intrínseca del pie y mejora de la propiocepción. Son fortalecimientos dinámicos analíticos cuyo objetivo es mejorar el tono de la musculatura plantar y dorsal, con ánimo de que “el pie esté fuerte” para soportar la carga corporal y obtenga una garantía de adaptación a cualquier tipo de actividad y terreno, aunque luego se genere un entrenamiento a medida para cada paciente.

En general, los destinados a la musculatura flexora serán todos aquellos relacionados con la realización de puntillas y polisaltos, agarre y prensión, y elasticidad. Aquellos encaminados a la musculatura extensora serán todos los relacionados con andar de talones bajo diferentes situaciones. Los ejercicios para la musculatura intrínseca son los más complicados y han de realizarse con gomas elásticas de pequeña y mediana dureza, traccionando de determinados dedos y estimulando ese músculo en concreto por cada ejercicio. Estos son los más complicados y necesitan de la supervisión directa del profesional. Los ejercicios para la mejora de la propiocepción musculo-ligamentosa, garantizan que el pie tenga un buen equilibrio y esté preparado para solventar sin lesión las pequeñas torceduras que cualquier deportista (corredor o no) ha sufrido alguna vez; se llevan a cabo sobre bosu o platos inestables y hay una gran variedad de rutinas para hacer.

Mantener una buena salud muscular en el pie es mantener una buena salud en el aparato locomotor.

SOBRE EL AUTOR

Rubén Sánchez-Gómez
Equipo Pododinamica
Expertos en Biomecánica

www.pododinamica.es


5.257

Articulos relacionados

Salud Mejora tu propiocepción con estos ejercicios básicos
Salud Correr con más de 50 años (II): entrenamiento y prevención de lesiones
Entrenamientos Preparación para principiantes en el mundo del running

También te puede interesar

Salud La importancia de la hidratación en el deporte a altas temperaturas
Salud Cuando el cerebro en el maratón dice: ¡Basta!

Las más vistas

Nutrición El corredor de hierro (y 2)