Cuando las mujeres conquistaron el maratón

Por Kike Nieto para carreraspopulares.com
Roberta Gibb corrión la Maratón de Boston en 1966, pero sin dorsal
Roberta Gibb corrión la Maratón de Boston en 1966, pero sin dorsal

Cuando vemos a miles de mujeres corriendo en los parques de nuestras ciudades y participando cada vez en más carreras populares nos resulta inconcebible que hace sólo 50 años hubiese argumentos pseudo-científicos en contra de que las féminas practicasen el atletismo a cualquier nivel. Entre los argumentos que esgrimían está el que las mujeres eran físicamente incapaces de correr más de 200 metros, que iban a dañar su aparato reproductor o que envejecerían mucho antes.

En los años 60 y principios de los 70, coincidiendo con el movimiento por la liberación de la mujer y a favor de la igualdad, diferentes estudios científicos tiraron por tierra la validez de estas creencias. Sin embargo, la contribución de algunas corredoras fue indispensable, porque fueron ellas las que, a la postre, probaron que las mujeres sí podían correr maratones junto a los hombres. Y lo demostraron con su ejemplo, con tesón y sin miedo a las consecuencias. Lo hicieron porque podían y era lo que tenían que hacer.

Kathrine Switzer, corriendo la Maratón de Boston en 1967, cuando el director de la carrera intento obligarla a retirarse
Kathrine Switzer, corriendo la Maratón de Boston en 1967, cuando el director de la carrera intento obligarla a retirarse

Maratón de Boston

La carrera que supuso la aceptación de la mujer en los maratones fue la más antigua y prestigiosa, Boston. En 1966 Roberta “Bobbi” Gibb ya corrió esta carrera a pesar de no estar inscrita: la organización le había denegado esta posibilidad argumentando que para ella era “físicamente imposible” terminar. Se escondió en un arbusto cercano a la salida y logró llegar a meta. Sin embargo, el reto más serio lo puso sobre la mesa [ Kathrine Switzer ] al año siguiente, en 1967. Logró convertirse en la primera mujer en correr y terminar con dorsal el [ Maratón de Boston ].

En ese año estaban inscritas 601 personas para tomar la salida. Entre los nombres de los participantes estaba K.V. Switzer, una mujer, aunque los organizadores no lo sospechasen. La propia Kathryn declaró después que al rellenar la ficha con ese nombre su intención era homenajear a su admirado escritor J.D. Salinger, autor de El Guardián entre el centeno. Nuestra heroína ya había llegado a la conclusión de que podía correr un maratón, y para demostrarle a su entrenador que era capaz completó una tirada de 42 kilómetros antes de la fecha.

Esa mañana, una vez superados los nervios de la salida, Switzer se encontraba corriendo a su ritmo cuando el jefe de carrera y director del maratón la vio. En ese momento se acercó a ella gritando, ordenándole que dejase su carrera, que quién se creía que era. Incluso intentó apartarla de la carretera con empujones y golpes. No contaba con que Kathryn llevaba a su lado a su novio, un lanzador de martillo de 100 kilos de peso que fue fundamental a la hora de repeler la agresión.

Aunque se planteó retirarse después del susto recibido, poco a poco se dio cuenta de que cada zancada que daba era un paso más en los derechos de las mujeres. Su reto personal se estaba convirtiendo en una reivindicación social. Los medios habían sacado fotos, sabía que su historia saldría en primera página, y tenía que tener un final feliz. Tras 4 horas y 20 minutos la primera mujer que corría el maratón de Boston con dorsal cruzaba la meta sabiendo que había abierto un camino que sería imposible cerrar.

SOBRE EL AUTOR

Kike Nieto
Corredor de Historias



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

La carrera popular más antigua del mundo
carreraspopulares.com

¿Cuántas ediciones ha cumplido la carrera popular más antigua del mundo? ¿Cuál es el origen de este tipo de carreras? Te lo mostramos en este sorprendente reportaje

Corriendo por los Puertos Míticos(XXVI): Abetone, Italia
Jorge González de Matauco

Puede que el Abetone sea desconocido fuera de las fronteras italianas. Pero ello no significa que el Abetone carezca de una rica historia y de una gran tradición en pruebas deportivas.

Los caprichos de... Fermín Cacho
Chema Martínez Pastor

¿El gran campeón olímpico español del medio fondo también se daba sus caprichos? Descubre con esta entrevista sus manías y costumbres antes de una competición.

Las apps más divertidas (y útiles) para corredores
carreraspopulares.com

¿Quieres una motivación extra? La tecnología nos ayuda a hacer nuestras carreras más divertidas y a motivarnos de forma que nos cueste menos correr. Te presentamos las ideas más divertidas en forma de app para que correr sea (si cabe) una mejor experiencia.

Las mas vistas

¿Por qué se nos caen las uñas a los corredores?
Rubén Sánchez-Gómez

¿Llevas recuento de las uñas de los pies que has perdido? Hay quien se enorgullece de sus pies de runner, pero la verdad es que a nadie nos gusta perder uñas... y menos ahora que enseñamos más los pies. Nuestro podólogo, Rubén Sánchez, nos explica por qué pasa esto.

Corredores vs perros: guía para evitar conflictos
carreraspopulares.com

Seguro que te ha pasado alguna vez. Estás haciendo tu entrenamiento del día y a lo lejos ves aparecer la figura juguetona de un perrito. Sabes que es inofensivo, pero a la vez piensas que te puede hacer caer, o se puede meter en tu camino como otras veces. ¿Cómo evitarlo?

Los mejores documentales y películas sobre running en Netflix
carreraspopulares.com

El verano es una buena época para disfrutar de nuestra suscripción a Netflix y para correr un poco menos. Pero si vemos documentales o películas sobre running, ¿cuenta como entrenamiento? Por si acaso, aquí te proponemos una selección.

El grupo de Whatsapp de los runners: día de carrera
Chema Martínez Pastor

¿Quién no tiene un grupo de Whatsapp de runner? ¿Qué sucede el día de la carrera en este grupo? Seguro que si es tu caso, te va a sonar lo que sucede en nuestro particular ´grupo de Whatsapp´...