Cuando las mujeres conquistaron el maratón

Por Kike Nieto para carreraspopulares.com
Roberta Gibb corrión la Maratón de Boston en 1966, pero sin dorsal
Roberta Gibb corrión la Maratón de Boston en 1966, pero sin dorsal

Cuando vemos a miles de mujeres corriendo en los parques de nuestras ciudades y participando cada vez en más carreras populares nos resulta inconcebible que hace sólo 50 años hubiese argumentos pseudo-científicos en contra de que las féminas practicasen el atletismo a cualquier nivel. Entre los argumentos que esgrimían está el que las mujeres eran físicamente incapaces de correr más de 200 metros, que iban a dañar su aparato reproductor o que envejecerían mucho antes.

En los años 60 y principios de los 70, coincidiendo con el movimiento por la liberación de la mujer y a favor de la igualdad, diferentes estudios científicos tiraron por tierra la validez de estas creencias. Sin embargo, la contribución de algunas corredoras fue indispensable, porque fueron ellas las que, a la postre, probaron que las mujeres sí podían correr maratones junto a los hombres. Y lo demostraron con su ejemplo, con tesón y sin miedo a las consecuencias. Lo hicieron porque podían y era lo que tenían que hacer.

Kathrine Switzer, corriendo la Maratón de Boston en 1967, cuando el director de la carrera intento obligarla a retirarse
Kathrine Switzer, corriendo la Maratón de Boston en 1967, cuando el director de la carrera intento obligarla a retirarse

Maratón de Boston

La carrera que supuso la aceptación de la mujer en los maratones fue la más antigua y prestigiosa, Boston. En 1966 Roberta “Bobbi” Gibb ya corrió esta carrera a pesar de no estar inscrita: la organización le había denegado esta posibilidad argumentando que para ella era “físicamente imposible” terminar. Se escondió en un arbusto cercano a la salida y logró llegar a meta. Sin embargo, el reto más serio lo puso sobre la mesa [ Kathrine Switzer ] al año siguiente, en 1967. Logró convertirse en la primera mujer en correr y terminar con dorsal el [ Maratón de Boston ].

En ese año estaban inscritas 601 personas para tomar la salida. Entre los nombres de los participantes estaba K.V. Switzer, una mujer, aunque los organizadores no lo sospechasen. La propia Kathryn declaró después que al rellenar la ficha con ese nombre su intención era homenajear a su admirado escritor J.D. Salinger, autor de El Guardián entre el centeno. Nuestra heroína ya había llegado a la conclusión de que podía correr un maratón, y para demostrarle a su entrenador que era capaz completó una tirada de 42 kilómetros antes de la fecha.

Esa mañana, una vez superados los nervios de la salida, Switzer se encontraba corriendo a su ritmo cuando el jefe de carrera y director del maratón la vio. En ese momento se acercó a ella gritando, ordenándole que dejase su carrera, que quién se creía que era. Incluso intentó apartarla de la carretera con empujones y golpes. No contaba con que Kathryn llevaba a su lado a su novio, un lanzador de martillo de 100 kilos de peso que fue fundamental a la hora de repeler la agresión.

Aunque se planteó retirarse después del susto recibido, poco a poco se dio cuenta de que cada zancada que daba era un paso más en los derechos de las mujeres. Su reto personal se estaba convirtiendo en una reivindicación social. Los medios habían sacado fotos, sabía que su historia saldría en primera página, y tenía que tener un final feliz. Tras 4 horas y 20 minutos la primera mujer que corría el maratón de Boston con dorsal cruzaba la meta sabiendo que había abierto un camino que sería imposible cerrar.

SOBRE EL AUTOR

Kike Nieto
Corredor de Historias



Siguenos en:

Tambien te puede interesar

Corriendo por los puertos míticos(XXXVII: Kallikratis, Creta, Grecia
Jorge González de Matauco

La ruta que me dispongo a emprender discurre entre las localidades de Kapsodasos y Kallikratis, nueve kilómetros de ida y otros nueve de vuelta. Los 5,5 kilómetros iniciales constituyen otro de los puertos míticos de Creta.

Consejos y trucos para beber en carrera
May Luján

Te entra tos, el agua se va por donde no toca, o te empapas y apenas bebes. Son situaciones muy normales a la hora de avituallarse. Lo mejor para evitarlas es entrenar también el avituallamiento, pero hay algunos pequeños trucos que quizás te sirvan.

Situaciones diarias en las que te alegras de ser runner
carreraspopulares.com

Los runners contamos con una serie de superpoderes que nadie percibe, pero que nos dan ventaja en algunas situaciones en la vida diaria. ¿Lo has notado?

El running femenino crece a pasos agigantados
Samanta Chocrón

En los 70, el running femenino no alcanzaba si quiera el 20% del número total de corredores. En la actualidad, en Estados Unidos, por ejemplo, supera el 50%. Y en España, el número de participación femenina aumenta considerablemente.

Las mas vistas

¿Cuánto calentar antes de una carrera ?
Suso de la Fuente

¿Qué tipo de calentamiento es idóneo antes de una carrera?, ¿cuánto tiempo debo hacerlo? En este video, Suso de la Fuente, nos explica los grupos musculares que debemos preparar antes de competir y cómo ejercitarlos en un completo calentamiento.

Ningún fármaco iguala los efectos del ejercicio físico
Francisco Gilo

El ejercicio continúa ganando puntos por su efecto terapéutico y preventivo de las patologías crónicas, según una revisión que se publica en Physiology.

TRX: ejercicios para runners
carreraspopulares.com

Es un instrumento que se ha puesto muy de moda y que también puede ser muy útil para los corredores. Aumenta tu fuerza en general con estos ejercicios en suspensión.

Core Training para corredores: mejora del rendimiento deportivo y prevención de lesiones
Christian Roberto López Rodríguez, Autor del libro

Fortalecer el core, la musculatura del tronco, es un ejercicio fundamental para el corredor. Algo que puede ayudarnos a correr mejor y más rápido. Las claves nos las da en este artículo Christian Robreto López Rodríguez.